COEPRISS hizo un llamado a poner especial atención en los grupos más vulnerables

 

Culiacán, Sin.- Ante la proximidad del invierno se espera la disminución de los valores máximos en Sinaloa y la presencia de temperaturas más frescas por lo que la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa (COEPRISS) exhorta a la población a prepararse ante la posibilidad de los cambios bruscos en las condiciones del medio ambiente.

 

El comisionado Jorge Alan Urbina Vidales informó que el Sistema Meteorológico Nacional informa que el frente frío número ocho está propiciando un ambiente ventoso y frío que interacciona en el país con dos ondas tropicales que contribuirán también a modificar la sensación térmica y causar descensos abruptos de temperaturas.

 

“Se trata de prevenir cualquier riesgo que pueda afectar la salud de las personas u ocasionar la pérdida de vidas humanas. Por eso es importante seguir los avisos del estado del tiempo ya que los informes meteorológicos prevén un descenso en las temperaturas y es importante advertir a la población para reducir los efectos del frío”, dijo.

 

El titular de COEPRISS hizo un llamado a poner especial atención en los grupos más vulnerables, como son los niños, recién nacidos, bebés, adultos mayores, mujeres embarazadas y enfermos crónicos, personas con padecimientos cardiacos, anemia y problemas respiratorios.

 

“Durante las temporadas invernales aumentan los problemas respiratorios y llegan a presentarse casos por hipotermia, quemaduras, incendios por cortos en adornos eléctricos e incluso intoxicación por monóxido de carbono, por calentadores o estufas en casas con poca ventilación”, comentó.

 

La Secretaría de Salud, a través de COEPRISS, exhorta a extremar medidas para evitar el contagio de enfermedades respiratorias, abrigarse y evitar cambios bruscos de temperatura, taparse la boca y nariz con bufanda para no respirar aire frío, consumir abundantes líquidos, frutas y verduras con vitaminas A y C (mandarinas, naranjas, etcétera), y lavarse las manos con frecuencia.

 

También se recomienda evitar la exposición a contaminantes ambientales, no fumar en lugares cerrados y cerca de niños, ancianos y personas enfermas, usar crema para proteger la piel del frío, vigilar constantemente adornos, luces e instalaciones eléctricas que puedan generar incendios, evitar que los menores y los adultos mayores manipulen líquidos calientes y apagar velas, braceros y mecheros antes de dormir.

 

“Las familias y las personas deben estar atentas para que nadie mantenga un automóvil encendido en una cochera o un lugar cerrado por un periodo largo de tiempo porque podría ser fatal para sus ocupantes”, señaló.

 

El invierno se sitúa aproximadamente entre el solsticio de invierno, 21 de diciembre, y el equinoccio de primavera, 21 de marzo, sin embargo la proximidad del invierno se percibe desde noviembre con el descenso de las temperaturas y son los meses de diciembre y enero los de mayor impacto.

 

“En nuestra entidad es habitual en este tiempo salir de lo caliente a lo frío y viceversa, por lo que es recomendable al salir de un espacio cálido cubrirse boca y nariz para evitar respirar el aire frío puesto que los cambios bruscos de temperatura pueden causar enfermedades en el sistema respiratorio”, precisó.

 

Finalmente, recomendó a la población consultar a su médico o acudir al centro de salud más cercano en caso de que sea necesario. “Ante cualquier malestar es importante evitar la automedicación, lo mejor es acudir a la unidad médica más cercana”, dijo.