“Invertir en calidad es inversión en bienestar, es decir, economías con finanzas públicas sanas crecen permanentemente, dinamizando el crecimiento económico y por ende el desarrollo del bienestar”, mencionó

                                          

Culiacán, Sin.- Contar con una administración pública competitiva, eficiente y eficaz, es prioridad para una transformación estructural, señaló la diputada María Victoria Sánchez Peña, al inaugurar el foro: Aplicación de la Ley de Disciplina Financiera en el Contexto Municipal y la Deuda como Detonante de Crecimiento.

La presidenta de la Comisión de Hacienda Pública y Administración, dijo que el objetivo de este foro es el conocimiento de la norma vigente, el conocimiento de los instrumentos con los que cuentan las entidades municipales para poder hacer frente a sus principales problemáticas.

La inversión es el principal motor de crecimiento de un país, en conjunto con la calidad de los servicios públicos y la obra pública, agregó.

“Invertir en calidad es inversión en bienestar, es decir, economías con finanzas públicas sanas crecen permanentemente, dinamizando el crecimiento económico y por ende el desarrollo del bienestar”, mencionó.

Aseguró que se debe transitar hacia un gobierno de propiedad comunitaria, donde la rectoría del ejercicio presupuestal esté sustentado en el desarrollo social y económico de los gobiernos subnacionales.

Con el propósito de evitar que se realicen operaciones que comprometan la continuidad de programas o el equilibrio de las finanzas públicas, es necesario que los gobernantes hagan la planeación estratégica del desarrolló como su eje rector, prosiguió.

Así como acotar la discrecionalidad de endeudamiento excesivo durante y al final de una gestión de gobiernos estatales y municipales, expresó la legisladora, organizadora de este foro.

Sánchez Peña, hizo mención que en la nueva gestión pública, los gobiernos deben contar con una planeación estratégica, metas y objetivos, que incluyan el análisis de políticas, la evaluación de programas, el análisis costo-efectividad y el análisis de costo-beneficio, teniendo en cuenta su presente y su futuro.

Recordó que en la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, desde el 2016, ha conllevado un esfuerzo en el actuar responsable en materia hacendaria y financiera, con el único objeto de un manejo sostenible de las finanzas públicas.

La diputada invitó a los presentes a no caer en un endeudamiento severo que en el corto plazo se convierta en una restricción financiera, ya que el financiamiento del crecimiento debe ser acorde a las necesidades y demandas sociales, con una gestión pública permanente que tenga como propósito el generar bienestar a los ciudadanos.

Los primeros pasos están dados, es importante conocer a fondo la normativa vigente relacionada al manejo de las finanzas públicas nacionales, estatales y municipales, manifestó.

“En el proceder actual, no hay cabida para el derroche del erario público, el saneamiento financiero es y debe convertirse en eje transversal de la administración pública”, enfatizó Sánchez Peña en su discurso inaugural de este foro.