El icónico peleador filipino ve más viable enfrentarse a Conor McGregor que ir ante algunos de los rivales disponibles en el boxeo

Manila.- Con el parón por la crisis sanitaria por coronavirus los planes del campeón filipino Manny Pacquiao se desaceleraron y a pesar de haber cumplido recientemente 42 años la opción del retiro aún se encuentra alejada, pero entre sus planes está darle un giro a sus rivales.

Desde hace 18 meses, PacMan no ha subido al ring y con los adversarios clamando por ser elegidos, sin embargo la posibilidad de seguir los pasos de Floyd Mayweather está más latente que nunca.

Dentro sus opciones se encuentran el medirse a oponentes como Errol Spence o Terence Crawford, jóvenes monarcas que a pesar mantenerse invictos y con múltiples campeonatos en su récord no resultan tan atractivos como lo que podría generar encarando a Conor McGregor.

El peleador irlandés - quien planea volver a conquistar la calidad de imparable dentro de las artes marciales mixtas cuando enfrente a Dustin Poirier en la UFC 257 - ya pisó un cuadrilátero en el pasado, enfrentando a Floyd Mayweather y fue vencido por nocaut en 10 rounds, pero siempre con la espina de regresar.

Aprovechando el deseo de The Notorious, Pacquiao está decidido a enfrentarse a él y por primera vez declaró: "Ahora mismo quiero experimentar un combate contra un peleador artes marciales mixtas. También puedo decir que donaré una gran parte de mis ingresos de esta pelea a las víctimas filipinas de Covid-19", declaró Pacquiao, quien incluso creo su propia empresa de promoción para poder facilitar un acuerdo.

Con el futuro dependiendo del resultado de la UFC 257, Pacquiao planeará su futuro en donde también se encuentra contemplado el mexicoamericano Mikey García.