Dado a que el principal objetivo de la alcaldesa Aglaeé Montoya Martínez es llevarle progreso a las comunidades y mejorar las condiciones de vida de sus habitantes, autoridades municipales, la Pequeña Propiedad y representantes de los ejidos de manera conjunta acuerdan la aplicación del Impuesto Predial Rústico (IPR) en los lugares donde se genera. 
La máxima autoridad del municipio costero se reunió con Ricardo Flores, titular de la Pequeña Propiedad, y con personas de El Ranchito, Chumplilihustle, El Cerro Angostura, E l Playón, El Saucito y El Batallón.
Los representantes de estas comunidades expusieron sus necesidades y el anhelo de obras que tienen, como la pavimentación de por lo menos la calle principal de cada una de ellas, no hidráulico pero sí de asfalto, así como también la reparación del alumbrado público, acción que ya está en proceso, mejorar el servicio de agua potable, la construcción de techumbres y una cocina comunitaria, entre otras peticiones.
Ricardo Flores afirma que en gobiernos anteriores habían batallado mucho en relación al tema del IPR pero ahora, en la administración de la alcaldesa Aglaee Montoya Martínez, las cosas han sido muy diferentes, pues se ha avanzado gracias a que ella escucha las ideas propuestas y además tiene un gran sentido de sensibilidad en cada una de las necesidades que tienen las comunidades que generan el recurso de dicho impuesto.
La alcaldesa se comprometió en seguir trabajando muy fuerte para que a todos les vaya bien, al igual que a las pequeñas comunidades que no tienen a una persona que las represente ante el municipio pero también serán tomas en cuenta.