Ciudadanos Evaluando contiene datos anuales y tiene su base en el nuevo “Estudio sobre Seguridad y Justicia en el Estado de Sinaloa

Culiacán, Sin.- La Coordinación General del Consejo Estatal de Seguridad Pública concretó hoy su renovación integral: Consejo, imagen y contenidos.

Como parte de esta renovación, se presentó el documento “Ciudadanos Evaluando”, un diagnóstico que busca comprender el alcance e impacto de la incidencia delictiva y la justicia, y conectar con la sociedad comunicando de manera comprensible.

Ricardo Jenny del Rincón, Coordinador General del CESP, explicó que Ciudadanos Evaluando contiene datos anuales y tiene su base en el nuevo “Estudio sobre Seguridad y Justicia en el Estado de Sinaloa - Diagnóstico 2019” que también presentó hoy la Coordinación General. Da clic aquí para consultar Ciudadanos Evaluando:

http://coordinaciongeneralcesp.org.mx/doc_ciud_eva/observatorio-del-comportamiento-delictivode-sinaloa/

Tanto Ciudadanos Evaluando como el Estudio sobre Seguridad y Justicia en Sinaloa arrojan resultados de múltiples aristas, no sólo de incidencia delictiva, ya que contemplan el sistema de justicia penal, armas de fuego, centros penitenciarios, estado de fuerza policial, entre otros temas que en conjunto muestran un panorama integral sobre la seguridad y justicia en Sinaloa.

 Además, son importantes también desde el punto de transparencia, pues la principal fuente para elaborarlos fue el acceso a la información, lo que permitió obtener datos que erróneamente se habían clasificado como reservados y que hoy transparentamos.

La información contenida en Ciudadanos Evaluando es útil para la sociedad, pero también para las autoridades, pues la finalidad es que se convierta en una aportación ciudadana valiosa para mejorar las estrategias, políticas públicas y presupuestos en la materia.

En cuanto a algunos de los hallazgos más relevantes de Ciudadanos Evaluando, el Coordinador General del CESP compartió que en 2019 la violencia giró hacia los hogares, pues los delitos que más incrementaron en 2019 fueron la violencia familiar y el robo a casa. En el caso de violencia familiar, Sinaloa se encuentra entre el 80% de entidades del país en las que este delito se encuentra en focos rojos. Las 10,178 víctimas que han denunciado violencia familiar en los últimos 3 años, periodo en el que ha estado vigente la alerta de género, ocuparían más del 50% de la capacidad total del estadio de béisbol Ángel Flores en Culiacán. Sobre narcomenudeo, destacó que la cantidad de carpetas de investigación abiertas en 2019 es mínima con relación a las drogas que corren en la calle, e incluso en 2019 hubo menos carpetas que en 2018.

Según la encuesta ENSU de Inegi, en 2019 45% de los ciudadanos de Sinaloa dijeron haber sido testigos de la venta de drogas, por lo que cantidad de carpetas y los resultados de la investigación y persecución de este delito quedan muy lejos de la realidad. En robo a banco, Sinaloa es el segundo lugar nacional en este delito por su tasa sobre 100 mil habitantes y todos los casos se cometen con violencia o armas de fuego.

Esto recuerda la importancia de establecer políticas públicas efectivas y verdaderos operativos de inteligencia para el desarme ilegal, pues en prácticamente todos los delitos que ocurren en Sinaloa el común denominador son las armas de fuego.

Las instituciones bancarias más afectadas el año pasado en Sinaloa fueron Banamex, Bancoppel y Banco Azteca, mientras que el total de casos de robo a banco en 2019 en Sinaloa equivale a que la entidad acumule todos los casos ocurridos el año pasado en 9 estados: Zacatecas, Hidalgo, Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato, Baja California, Baja California Sur, Nuevo León y Chiapas.

Tanto Ciudadanos Evaluando como el Estudio sobre Seguridad y Justicia en el Estado de Sinaloa, se pueden consultar en la página www.coordinaciongeneralcesp.org.mx.