El Hospital General de Culiacán registra un avance general del 80 por ciento en su obra civil y el Hospital Pediátrico de Sinaloa un 75 por ciento

 

Culiacán, Sin.- El director del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), Juan Antonio Ferrer Aguilar, garantizó que se van a concluir y equipar el Hospital General de Culiacán y el Hospital Pediátrico de Sinaloa, obras que desde el 2019 se empezaron a construir en Culiacán y que este día recorrió en compañía del gobernador Quirino Ordaz Coppel, para constatar el avance que registran, de un 80 por ciento el General, y de un 75 por ciento el Pediátrico.

Cabe destacar que tal como se comprometió con el gobernador del estado durante la inauguración del Hospital General de Mazatlán “Dr. Martiniano Carvajal”, el pasado 29 de enero, el director del INSABI regresó a Sinaloa dos semanas después para realizar estos recorridos de supervisión, que también incluirán por la tarde las visitas a los Hospitales Generales de Guasave y de Los Mochis.

Durante estos recorridos en la capital del estado, el gobernador Quirino Ordaz Coppel le mostró primeramente el avance físico que lleva el nuevo Hospital General de Culiacán, ubicado en la salida a Imala, justo donde inicia el moderno bulevar a seis carriles que se construyó el año pasado, previendo precisamente el polo de desarrollo que traería la ubicación del hospital en esta zona de la ciudad.

El Hospital General de Culiacán constará de 120 camas censables, y su inversión total asciende a mil 230 millones de pesos, de recursos 100 por ciento públicos, que el mandatario estatal gestionó del entonces Seguro Popular, hoy INSABI, y se estima que entre en operaciones a mediados de este mismo año.

Este nuevo hospital contará con una infraestructura de vanguardia, y estará equipado con la más moderna tecnología de punta, que le permitirá brindar una atención de primer nivel, tal y como lo demanda la población.

El Hospital General de Culiacán ofrecerá servicios hospitalarios de cirugía general, traumatología, medicina interna, pediatría, cardiología, infectología, gastroenterología y trasplantes, cirugía general, neurocirugía, consulta de especialidades, servicio de laboratorio, rayos X, resonancia, tomografía, fluorocoscopía, urgencias, cuidados intermedios pediátricos y adultos, cuidados intensivos pediátricos y adultos.

Contará con capacidad para 120 camas censables, 52 consultorios, nueve quirófanos (3 salas de cirugía general, sala de neurocirugía, 2 salas de trasplantes y 3 salas de cirugía ambulatoria), así como áreas de urgencias e inhaloterapia, y entre otras áreas de atención a los usuarios, contará con amplia zona de cajones de estacionamiento.

Posteriormente se trasladaron a la obra en construcción del nuevo Hospital Pediatrico de Sinaloa, donde fueron recibidos por su directora, Esthela Robledo.

El nuevo HPS duplicará el número de consultorios de especialidades, pasando de 19 a 34, y contará con dos salas de cirugía ambulatoria y dos de cirugía general, Unidad de Atención a Niños con Quemaduras y Unidad de Hemato-Oncología.

Además, tendrá servicios de consulta médica especializada en pediatría, cirugía general, traumatología, medicina interna, infectología, gastroenterología, neumonía, neonatología y terapia intensiva.

También acompañaron al gobernador Quirino Ordaz Coppel y al director del INSABI, Juan Antonio Ferrer Aguilar en estos recorridos, el secretario de Salud, Efrén Encinas Torres; el secretario de Obras Públicas, Osbaldo López Angulo; y los diputados federales Erika Sánchez, Fernando García Hernández y Alfredo Villegas Arreola.