La toma de protesta de quienes forman parte del Grupo Técnico de Coordinación y Colaboración estuvo a cargo de la diputada Francisca Abelló Jordá, presidenta de la Comisión de Equidad Género y Familia

                                              

Culiacán, Sin.- Este jueves se instaló el Grupo Técnico de Coordinación y Colaboración para la Implementación del Protocolo Alba en el Salón Constituyentes de 1917 del Congreso del Estado, y en el que participan más de 30 dependencias e instituciones, entre federales, estatales y municipales.

El evento fue presidido por la presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Graciela Domínguez Nava, y la presidenta de la Mesa Directiva, Gloria Himelda Félix Niebla, así como por el titular de la Fiscalía General de Sinaloa, Juan José Ríos Estavillo.

La toma de protesta de quienes forman parte del Grupo Técnico de Coordinación y Colaboración estuvo a cargo de la diputada Francisca Abelló Jordá, presidenta de la Comisión de Equidad Género y Familia.

La clausura del evento estuvo a cargo de la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Gloria Himelda Félix Niebla, quien resaltó que estos trabajos están alineados con la política nacional.

Se entiende, dijo, que la única forma de poder atajar la violencia contra las mujeres y niñas es el trabajo en equipo

Confió en que con la implementación del Protocolo Alba se puedan tener mejores resultados en la búsqueda de mujeres, niñas, niños y adolescentes reportados desaparecidos o no localizados.

El Protocolo Alba, afirmó, será una realidad gracias a la disposición de todos los integrantes del Grupo Técnico.

De parte del Congreso del Estado, aseguró que se ha estado trabajando al respecto pues desde 2019 se etiquetaron recursos para la aplicación del Protocolo Alba, y de igual manera se hizo para el 2020

Durante el evento, el Fiscal General, Juan José Ríos Estavillo, aseguró que la mejor forma de que el protocolo opere es con la suma de esfuerzos y voluntades.

El objetivo del grupo, explicó, es que en sus respectivos ámbitos de competencia inicien labores de búsqueda de niñas y mujeres reportadas como desaparecidas o no localizadas y aporten la información que pueda ser útil.

“Este quehacer institucional pretende constituir un importante avance en el cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, la cual fue emitida sobre el icónico caso de feminicidios que tuvo lugar en Chihuahua y que se conoce como caso “Campo Algodonero”.

Además, recordó que en 2019 en Sinaloa se creó la Fiscalía Especializada en Desaparición Forzada de personas, que contempla una coordinación para atender el Protocolo Alba.

Este protocolo, precisó, es un mecanismo de respuesta inmediata ante la desaparición o no localización de una mujer, niña, niño o adolescente.