Jorge Castañeda, Javier Tello y Leo Zuckermann analizaron este miércoles en Despierta con Loret los resultados de las elecciones legislativas en Estados Unidos y su repercusión sobre México

Estados Unidos.- El excanciller Jorge Castañeda señaló que en estas elecciones legislativas Trump no pierde tanto como se hubiese esperado o como algunos hubieran deseado. Calificó como interesante la composición del electorado estadounidense, que esta vez casi llegó al 30% en su proporción de no blancos, es decir afroamericanos, latinos, asiático-americanos y pueblos originarios.

“Es decir 30%, casi la tercera parte de los que votaron, de los que fueron a las urnas, no son blancos, y estos grupos votaron de manera aplastante, abrumadora por los demócratas”, dijo Castañeda.

Agregó que estas cifras están cambiando el paisaje del electorado norteamericano.

Leo Zuckermann destacó que Estados Unidos viene del control absoluto de los republicanos en ambas Cámaras, es decir en el Senado y en la Cámara de Representantes, pero a partir de la elección de este martes habrá una Cámara de Representantes controlada por los demócratas y un gobierno dividido.

Sentenció que Donald Trump se sentiría hoy “empoderadísimo” si los republicanos hubieran mantenido el control en ambas Cámaras, pero destacó que el mensaje tras elas elecciones es que en Estados Unidos hay un electorado que no está dispuesto ya a darle tanto poder al presidente.

Zuckermann destacó el papel de las mujeres en las elecciones estadounidenses, sobre todo la manera en que muchas llegarán a ocupar algunos puestos y la diversidad que se dio, es decir hay musulmanas, latinas, etc.

“Creo que el papel de las mujeres en esta elección es fundamental y es también una reacción a Donald Trump”, dijo el periodista.

Por su parte, el analista Javier Tello calificó como positivo para Estados Unidos, México y el mundo el triunfo de los demócratas en la Cámara de Representantes.

Dijo ver un escenario de polarización en la Unión Americana que, sin embargo, es bueno para Trump porque el “que ahora la Cámara Baja le dé lata y más lata” lo puede aprovechar.

Ante la posible reelección de Trump, Zuckermann dijo que el presidente queda debilitado porque lo que le hubiera gustado mantener el control en ambas Cámaras.

Se preguntó cómo va a reaccionar Trump, si se va a moderar para lograr acuerdos o se va a radicalizar más en su estrategia de polarizar para ganar elecciones.

Según Jorge Castañeda, Trump va “a comprar el pleito” con la Cámara Baja y va a gobernar contra ésta.

“Cada fracaso, cada tropiezo, cada error, va a ser culpa de Nancy Pelossi, la lideresa de los demócratas en la Cámara de Representantes”, dijo el excanciller.

Sobre las implicaciones que tendrán para México los resultados de las elecciones estadounidenses, el excanciller mexicano se refirió al T-MEC y dijo que éste debe ser aprobado en Estados Unidos por mayoría simple en ambas Cámaras y se va a necesitar un buen número de votos demócratas para ser aprobado, cosa que no será fácil.

Señaló que los demócratas tienen dos opciones, oponerse en todo a Trump o buscar acuerdos, y auguró que se opondrán a todo, por tratarse de Trump, independientemente del contenido.

“Si eso es así, la aprobación (del T-MEC) va a ser difícil, no imposible, pero va a ser difícil y muy costosa para México”, dijo Castañeda.

De acuerdo a Zuckermann, en Estados Unidos muchas veces los representantes y los senadores no votan con sus partidos, sino que hay intereses locales. Señaló que a partir de hoy, debido a cómo quedó la composición de la Cámara de Representantes y el Senado, México, Estados Unidos y Canadá tienen que empezar la labor para hacer el cabildeo en el Congreso. Dijo que se trata de una labor de cabildeo personalizado y no hay que partir de la premisa de que como son demócratas no le van a pasar nada a Trump o visceversa.

Javier Tello hizo referencia al tema migratorio y señaló que una buena noticia es la pluralidad de la nueva Cámara Baja, la pluralidad del voto joven, de mujeres, no blanco, lo que apunta a una postura más promigrante.

Jorge Castañeda previó que el financiamiento para el muro puede darse por muerto, lo que es bueno para México.

Aseguró que en el tema migratorio el ambiente mejora mucho y demuestra que no fue eficaz la campaña racista, xenófoba, antimexicana, anticaravana de Donald Trump.

“No le funcionó y tal vez la abandone moderadamente, sin excesos”, dijo el excanciller mexicano.

Zuckermann consideró que antes de la elección intermedia en Estados Unidos, Trump tenía “apanicados” a los republicanos, pues los controlaba y se decía que el mandatario se había apropiado de ellos y que éstos lo defendían a capa y espada. Sin embargo el analista vaticinó que los republicanos se van a empezar a separar pues la estrategia de polarización no funcionó y esto generará “grietas” dentro del propio Partido Republicano.

Javier Tello aseguró que no hay la menor duda de que Trump es el dueño del Partido Republicano y eso no va a cambiar.

Sobre la relación que podría tener Trump con Andrés Manuel López Obrador, que en menos de un mes asumirá la presidencia de México, Tello dijo que el tema del libre comercio podría complicarse, pero el tema migratorio se “va a poner cada vez más feo” porque habrá una mayor confrontación entre Trump y los republicanos con los demócratas.

“Yo creo que va a haber dos temas muy complicados para López Obrador en los próximos dos años”, sentenció Tello.

Para Jorge Castañeda será muy difícil que “Trump recule ante sus propias locuras” y permanecerán los militares en la frontera, los alambres de púas y la enorme presión sobre México y sobre López Obrador para que no deje pasar a los hondureños y para que no entren más centroamericanos a México.

Leo Zuckermann consideró que López Obrador tiene que seguir haciendo lo que ha funcionado con Trump, es decir, no engancharse con éste, no comprarle las peleas, no comprarle los tuits.

El analista destacó que México debe seguir haciendo diplomacia más allá del presidente Trump y la Casa Blanca. Insistió en la importancia del cabildeo y de tender puentes con los demócratas, que ahora van a controlar la Cámara de Representantes.