Una queja de Donald Trump por supuestos incumplimientos en el concurso Miss Universo 2007 en México fue desechada por la Corte.

Ciudad de México.- Al desechar un reclamo de Donald Trump contra empresas mexicanas, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) puso fin al litigio que inicio el expresidente de Estados Unidos por supuestos incumplimientos en el concurso Miss Universo, celebrado en la Ciudad de México.

Los ministros de la Primera Sala de la Corte avalaron el proyecto del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien propuso desechar la reclamación de Trump por ser “por notoriamente improcedente”, reportaron diversos medios de comunicación.

El proyecto también dejó en firme el fallo de un tribunal que exculpó a las compañías mexicanas y obliga a la empresa dueña de los derechos de Miss Universo a cubrir los costos del juicio.

Trump era el socio mayoritario de la firma Miss Universo en 2007, aunque en 2015 vendió su participación. En 2009, el hoy expresidente inició el litigio tanto en México como en Estados Unidos y el proceso legal fue motivo de que todavía en 2015 se quejara del sistema legal mexicano.

“Tengo una demanda en el corrupto sistema judicial mexicano que gané y que, hasta ahora, no he podido cobrar. ¡No hagan negocios con México!”, tuiteó el 24 de febrero de 2015 Trump, quien hoy permanece expulsado de la red social.

La edición de 2007 del certamen Miss Universo se realizó en la capital mexicana por iniciativa de un grupo de empresarios, quienes crearon para dicho fin el Grupo Promotor MU.

Meses antes del evento, Trump hizo exigencias económicas y amenazó con cancelar el concurso si no se cumplían, por lo que Grupo Promotor MU pidió apoyo a Comercializadora Ronac para que fungiera como aval, lo cual aceptó, pero nunca de firmó nada.

Dos años después, Trump exigió una indemnización por supuestos incumplimientos y a raíz de ello, al dueño de Comercializadora Ronac, Rodolfo Rosas Moya, se le embargaron varios terrenos por orden judicial; esto dio origen a un litigio tanto en México como en Estados Unidos.

En febrero de 2014, una corte de Nueva York desestimó la demanda de Trump al considerar que el aval de Ronac nunca se concretó.

En 2015, un año después, un tribunal mexicano emitió un fallo en el mismo sentido, lo que disgustó a Trump y detonó el tuit contra el sistema judicial del país.

Aunque el expresidente estadounidense vendió poco después su participación en Miss Universo, el litigio continuó hasta hoy, con el veredicto de la Primera Sala de la Corte, con el cual la empresa organizadora del certamen deberá pagar los gastos del juicio.