Con la nueva cepa, de cada mil personas contagiadas, podría preverse que aproximadamente mueran 13 o 14

Londres.-  Existe algo de evidencia de que una nueva variante del coronavirus identificada por primera vez en el sureste de Inglaterra conlleva un mayor riesgo de muerte que la cepa original, señaló el viernes Patrick Vallance, el principal asesor científico del gobierno británico, aunque hizo énfasis en que la información es incierta.

En conferencia de prensa, Vallace dijo que para un hombre de un poco más de 60 años contagiado con la versión original del virus, “el riesgo promedio es que, por cada mil personas que se infectaron, se prevé que desafortunadamente mueran unas 10”.

“Con la nueva variante, de cada ,mil personas contagiadas, podría preverse que aproximadamente mueran 13 o 14”, manifestó.

Pero Vallance enfatizó que “la evidencia aún no es sólida” y se requiere más investigación.

En contraste con esa incertidumbre, dijo, crece la certeza de que la variante se contagia más fácilmente que la cepa original del coronavirus. Señaló que aparentemente su capacidad de infección es superior en un rango que va del 30% al 70%.

Maria van Kerkhove, directora técnica de la OMS para el Covid-19, dijo que hay estudios en curso para examinar la transmisibilidad y la gravedad de las nuevas variantes del virus.

Dijo que hasta ahora “no han visto un incremento en la gravedad”, pero si se producen más contagios, ello podría derivar en un “sistema de salud sobrecargado” y, por lo tanto, en más fallecimientos.

La evidencia de que la nueva variante es más letal se encuentra en un documento preparado por un grupo de científicos que asesora al gobierno sobre nuevos virus respiratorios, con base en varios estudios.

Los científicos británicos dijeron que, aunque análisis iniciales dejaban entrever que la variante —identificada por primera vez en septiembre— no provocaba una enfermedad más grave, varios más recientes indican que sí podría.

Sin embargo, las cifras de fallecimientos son relativamente bajas, y las tasas de mortandad en los casos se ven afectadas por muchas cosas, incluyendo la atención que reciben los pacientes, así como su edad y su salud más allá de estar contagiados con Covid-19.