Estas incluyen un régimen de tipo de cambio flexible, un marco creíble de metas de inflación, la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y un sector financiero bien regulado

Ciudad de México.- De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, México cumple con todos los criterios para continuar con la Línea de Crédito Flexible (LCF) que tiene desde noviembre de 2019 por 61 mil millones de dólares.

México ha mostrado, desde la llegada de la pandemia de COVID-19, resiliencia debido a la solidez de políticas monetarias e institucionales.

Estas incluyen un régimen de tipo de cambio flexible, un marco creíble de metas de inflación, la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y un sector financiero bien regulado.

Explicó también que México tiene autoridades con una trayectoria sólida de gestión de políticas que están comprometidas en mantener políticas prudentes.

El FMI resaltó que México cumplió con cinco puntos principales:

Deuda pública sostenible y finanzas públicas sanas, con una política fiscal sustentada en la ley y riesgos para la deuda manejables.

Una inflación baja y estable, así como expectativas de mediano y largo plazo bien ancladas, en el contexto de un marco sólido de política monetaria.

Un historial de acceso estable y en términos favorables del gobierno a los mercados internacionales de capitales.

Una posición adecuada de reservas internacionales.

Un sistema financiero robusto y solvente, así como una supervisión efectiva del sector.