En el marco de la segunda ola de contagios de covid-19, dijo que el aislamiento es una “pérdida de recursos”

Ciudad de México.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) defendió ayer la apertura de escuelas durante la pandemia de covid-19 y afirmó que los confinamientos son una “pérdida de recursos”.

A nivel mundial, hasta ayer, el nuevo coronavirus había dejado 55.8 millones de casos y 1.35 millones de muertos.

Hans Kluge, director regional de la OMS en Europa, dijo en una comparecencia digital en Copenhague que “el confinamiento puede ser evitado si todos siguen las medidas de precaución necesarias”.

Agregó que “la suspensión de clases presenciales afecta la salud mental de los estudiantes”.

En mayo pasado, cuando en el mundo se habían confirmado más de cuatro millones de casos de covid-19, la OMS, en voz de su director Tedros Adhanom Ghebreyesus, exhortó a los gobiernos a no levantar el confinamiento de manera apresurada. “Para proteger vidas y medios de subsistencia, es fundamental que la relajación de esas medidas sea lenta y progresiva”.

Incluso llamó a plantear interrogantes antes de levantar el aislamiento.

"¿Está controlada la epidemia?, ¿el sistema de atención sanitaria puede hacer frente a un repunte en el número de casos que podría producirse como consecuencia de relajar algunas medidas?”.

"Hemos aprendido que hay un importante daño colateral asociado al confinamiento”, como lo son daños a la salud mental, abuso de sustancias, violencia de género, disrupción en trabajos esenciales y la necesidad de un apoyo económico para las personas afectadas, destacó ayer Hans Kluge.

Y SE OPONE A REMDESIVIR
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda abstenerse de utilizar remdesivir para los enfermos de covid-19 hospitalizados, ya que este medicamento antiviral no evita muertes ni los casos graves de la enfermedad, anunció ayer.

"El medicamento antiviral remdesivir no es aconsejable para los pacientes hospitalizados a causa del covid-19, sea cual sea la gravedad de su enfermedad, ya que actualmente no hay ninguna prueba que demuestre que mejora la supervivencia ni permita evitar la respiración asistida”, indicó en un comunicado.

El remdesivir fue inicialmente desarrollado contra la fiebre hemorrágica del Ébola, y es vendido por el laboratorio Gilead bajo el nombre comercial de Veklury.

El 3 de julio se convirtió en el primer medicamento contra el covid que recibió una autorización de venta condicional en el mercado europeo.