La "montañista en bikini" cayó por un barranco del que no pudo salir antes de morir.

 

China.- Gigi Wu, una taiwanesa de 36 años, perdió la vida el pasado fin de semana luego de intentar conquistar la cima del Yu Shan, que con sus 3 mil 952 metros de altura, es la montaña más alta de Taiwán. Igual que lo había hecho antes, la montañista intentó ascender a lo más alto vestida únicamente con un bikini, unas calcetas y botas especiales para senderismo. 

 

En 2015 Wu comenzó a ganar fama en redes sociales luego de posar con un diminuto traje de baño en lo alto de una cordillera y a partir de entonces, repitió la proeza una decena de veces en distintos picos de su país y de otras naciones orientales como Japón y China.

 

Desafortunadamente, Gigi no logró regresar con vida de su última aventura. Según reportes oficiales, habría caído varios metros abajo en un barranco en donde quedó atascada y sin posibilidades de volver a subir.

 

A pesar de que Wu llamó a una amiga con la ayuda de un teléfono satelital, para informarle de su accidente, los equipos de rescate no pudieron salir en su auxilio debido a las malas condiciones climáticas.

 

28 horas después de reportado el incidente, la búsqueda comenzó y el cuerpo sin vida fue hallado con claros signos de congelamiento en una zona donde se calcula que la temperatura desciende hasta los -2 grados Celsius por la noche.

 

Esta no era la primera vez que la arriesgada deportista sufría un accidente, a finales del año pasado, había publicado en redes sociales una fotografía de sus piernas llenas de raspones, moretones y cortadas tras una caída, obviando aún más de los riesgos de practicar algún deporte sin el equipo adecuado.