El objetivo es mantener la ciudad limpia para que pueda concursar en un listado de las ciudades más civilizadas de China

 

China.- Las autoridades de un pequeño poblado en China prohibieron a sus habitantes poner decoraciones navideñas en un intento de mantener limpia a la ciudad y ganar así un premio a nivel nacional.   

 

Las tiendas y vendedores de Langfang, un poblado cercano a Pekín, tienen prohibido vender cualquier artículo relacionado con la Navidad, desde botas adornadas hasta árboles de Navidad y luces.

 

Con esto, las autoridades planean mantener a la ciudad limpia y en orden para obtener una calificación satisfactoria en el listado nacional de ciudades civilizadas, de acuerdo con el diario británico The Telegraph.   

 

Este concurso, que se realiza cada tres años, califica a las ciudades chinas según el desarrollo social, económico, de infraestructura y servicios públicos; de ahí que quieran mantener la apariencia de un poblado chino tradicional.   

 

Durante este periodo de inspección, cualquier actividad religiosa que se haga en espacios abiertos se cancelará; mientras que las tiendas y casas deberán evitar poner luces o decoración relacionada con la Navidad.   

 

Muchos han considerado la medida como un atentando a la libertad religiosa y de expresión; sin embargo, las autoridades de Langfang aseguran que es sólo un intento de “mantener un ambiente limpio de cara a la competencia”.   

 

Según The Telegraph, desde septiembre se han reportado cierres de iglesias en territorio chino como parte de una campaña del gobierno de Xi Jiping para limitar la religión y la diversidad étnica, al mismo tiempo que se resalta el nacionalismo.