El hecho ocurrió en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en Jalostotitlán, Jalisco

Jalisco.- Si el Papa Francisco llama a tu teléfono, independientemente de la religión que se profeses, seguro contestas. Y es que una charla con el principal representante del catolicismo en el mundo es algo que no le sucede a cualquiera.

Por eso el sacerdote Miguel Domínguez, a pesar de estar en misa, atendió su celular. Mientras se celebraba una homilía en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en Jalostotitlán, en el estado de Jalisco, el cura se percató que su móvil sonaba, entonces, al observarlo, se dio cuenta que el pontífice argentino era quien lo solicitaba

 Tras hacer un gesto con la mano en señal de que regresaría en un momento, dio la espalda a los feligreses que seguían la misa por redes sociales, abandonó el altar y entró a la sacristía, de acuerdo a un video que se volvió viral en redes sociales.

Después de varios segundos de suspenso, se escucha la voz del Papa Francisco diciendo "creo que todavía aguanto", en respuesta a una pregunta del cura, al que nuevamente se ve en otra puerta de la sacristía. "¿Cómo están sus pulmones?", le consulta nuevamente el cura Miguel, como lo conocen sus parroquianos. "Bien, muy bien. ¿Qué estás haciendo vos ahora?", le devuelve la pregunta Francisco y le pide que envíe un saludo a sus feligreses.

"La bendición y que recen por mí", dice el Papa. A continuación, el padre Miguel regresa sonriente al altar y se dirige otra vez a su auditorio. "Disculpen. ¿Se oyó? ¿Un poquito? Le damos un aplauso al Papa, ¿no? Que se toma el tiempo de llamar y de saludarlos; que nos sintamos fortalecidos con eso". Y prosigue con la lectura como si nada hubiera pasado.