En una comunidad donde el internet es un lujo, varios alumnos toman clases 'a distancia' desde un pizarrón donde el profesor deja los apuntes

Nigeria.- El coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad covid-19, ha ocasionado que las escuelas cierren sus aulas, por lo que éstas han tenido que  implementar medidas digitales para seguir dando lecciones a sus estudiantes. Pero hay comunidades donde las tecnologías (computadoras y red de internet) son un lujo o aún no han llegado, tal es el caso de un pueblo en Nigeria donde los alumnos toman clases 'a distancia' en un pizarrón público. 

Un maestro de una comunidad pesquera se ofreció voluntariamente para dar clases a varias decenas de niños tres veces a la semana, en sesiones de dos horas. Los que no pueden asistir tienen la posibilidad de copiar las notas a mano, escritas en un pizarrón colocado bajo una estructura techada.

"Estoy feliz. Un profesor nos reúne para aprender unas cuantas cosas", dijo Tolu Alagba, un niño de 13 años que acude a la pizarra comun, lo más parecido a unas lecciones por Internet en una isla sin electricidad que se conecta por barco con la ciudad de Lagos.

Nigeria ordenó el cierre de las escuelas a fines de marzo, no obstante, mientras los niños de muchos países han podido recurrir a lecciones en línea, esto es casi imposible en gran parte de este país africano, donde menos del 8 por ciento de los hogares tiene acceso a la red.

Entonces, como la educación en línea está fuera del alcance de la mayoría de los niños, las autoridades confían en que pueda servir una programación educativa en medios más antiguos como la televisión y la radio. Te recomendamos: SEP lanza clases por radio para comunidades indígenas por covid-19 Nigeria tiene experiencia en la búsqueda de formas alternativas para educar a los niños.

En el noreste, la insurgencia de los militantes islamistas de Boko Haram ha impedido que unos 10 millones de niños de entre 6 y 11 años puedan asistir a clases, por lo que las televisiones llevan ofreciendo programas educativos desde hace años. "Tenemos que multiplicar las soluciones fuera del internet", comentó Ydo Yao, director regional para África Occidental de la agencia educativa de la ONU, la Unesco.