El productor de música y fundador de Dreamworks indignó a los intenautas al mostrar el yate de lujo donde pasa la cuarentena, por lo que tuvo que eliminar cuenta de Instagram

EU.- Mientras algunos no pueden estar en casa para protegerse del Covid-19, un multimillonario compartió en su cuenta de Instagram su autoaislamiento en un yate gigante, lo que demuestra que la desigualdad existe aún durante la pandemia del coronavirus. “La puesta del sol anoche … aislado en las Granadinas para evitar el virus”, escribió el multimillonario David Geffen en una publicación de Instagram.

“Espero que todos se mantengan a salvo”. En la foto compartida en la red social, se puede ver su yate gigante, Rising Sun, que está valuado en 590 millones de dólares (14 mil 455 millones 118 mil pesos), según el Business Insider.

​La embarcación Rising Sun, que ha acogido a famosos como Oprah, Barack Obama y Jeff Bezos, lleva en el Caribe desde mediados de noviembre y ha navegado por Granada, San Vicente y las Granadinas. De acuerdo con Bloomberg, fue construido por el fundador de Oracle, Larry Ellison y cuenta con gimnasio, cine y bodega.

Una usuaria en Twitter escribió “¡David Geffen tiene una fortuna de 8 mil millones de dólares! ¡Por el amor de Dios, ayude a este país a conseguir ventiladores, máscaras para nuestros trabajadores de la salud y los suministros médicos que necesitan! O no, sólo quédese en su maldito yate. Esto es simplemente vergonzoso y grotesco" fue una de las tantas críticas que el multimillonario estadunidense recibió.

El cantautor John Mayer hizo una parodia de la publicación de Geffen al publicar un video en su cuenta de Instagram en el que canta su nueva e improvisada canción “Drone Shot of My Yacht” (mi yate a vista de dron), que según él, “se le quedó grabada en la cabeza” después de ver la foto del multimillonario.

Geffen no ha hecho ningún comentario, pero por el momento ya eliminó su cuenta de Instagram. Sin embargo, la respuesta a la publicación de Geffen ha sido el último ejemplo de celebridades y personas muy ricas que han sido criticadas por publicar fotos de sus mansiones y compartir videos cantando, ejercitándose y bailando a medida que personas de todo el mundo son despedidas y presentan pérdidas de ingresos durante la pandemia del coronavirus Covid-19.