Las parroquias se las ingeniaron para que sus fieles mantengan la fe y brindarles acceso a las celebraciones sin salir de casa

España.- Para luchar contra la pandemia del coronavirus, la Unión Europea tomó la medida de cerrar sus fronteras con el exterior durante treinta días y le han pedido a sus ciudadanos que se queden en casa para evitar la propagación del Covid-19. Al resguardarse, muchas personas han tenido que limitar sus acciones cotidianas como ir a misa.

La Iglesia también se unió a las medidas sanitarias al prohibir las misas abiertas al público en las diócesis, por lo que las parroquias se las ingeniaron para que sus fieles mantengan la fe y brindarles acceso a las celebraciones sin salir de casa. Algunos sacerdotes europeos retransmitieron en directo la misa del domingo a través de plataformas como Facebook y otros enviaron las grabaciones de la celebración litúrgica por WhatsApp.

 Estas iniciativas se multiplicaron en otras partes, como en la parroquia de Sant Joan de Valls en Tarragona, España, el cura Joan Águila ha programado hasta tres emisiones diarias paras hacer “comunidad virtual” y “seguir en comunión”.

Para el cura quedarse en casa “no debe ser impedimento” para encontrarse, aunque sea virtualmente, “en la casa de todos, nuestra parroquia”. Una vez que vio el éxito de la misa dominical a través de Facebook, que ya tiene entre las cuatro mil reproducciones, Joan Águila decidió hacer retransmisiones durante toda la semana.

La cuenta de Facebook de la parroquia se ha vuelto un sitio donde los fieles asisten en punto de las diez de la noche de cada día para ver por internet la misa que ofrece la capilla de la Candela. Los usuarios han felicitado a Joan Águila por su iniciativa, quienes se sientes agradecidos y reconfortados.

No ha sido el único cura en Tarragona que ha impulsado retransmisiones a través de las redes sociales, ya que el arciprestazgo de la provincia española propuso que cada día se hacer una desde los diferentes templos de la ciudad. Los días laborables hay misa a las cinco de la tarde y los fines de semana a las doce del mediodía.

Con el fin de “ayudar a los fieles de la ciudad a continuar avanzando en el camino de esta Cuaresma”, los viernes se ofrecerá después de misa la oración del Vía Crucis y los sábados, el Rosario.

WhatsApp también ha sido utilizado para llevar la celebración litúrgica a los ciudadanos de los pueblos españoles donde se encuentras las parroquias de la Fatarella, la Pobla de Massaluca, Vilalba dels Arcs y Corbera d’Ebre. También Twitter se ha convertido en una herramienta, el domingo el cura de la parroquia de Santiago de Salt (Girona), Jordi Callejón, empezó a emitir la misa a través de la web de la parroquia y de su perfil en la red social.