Un joven compartió en su cuenta de Facebook la historia de un compañero de escuela que recibió un regalo navideño de algo que no pidió

Ciudad de México.- Los intercambios navideños son muy divertidos, pero también pueden traer grandes desilusiones.                                                        

Algunos se esmeran para dar un regalo muy bueno mientras que a otros les vale y compran lo primero que se les ocurre. Claro que cuando se hace el sorteo todos tienen en mente a la persona que no quieren que les toque.

En el momento de dárselos algunos terminan contentos y otros con desgano por recibir algo muy chafa.

Claro que tampoco falta la persona que no pone atención y termina por dar algo totalmente contrario a lo que pidieron.

Algo así le sucedió a un joven estudiante con sus compañeros de clase. El intercambio entre amigos era de tazas personalizadas, donde cada quién daba sus opciones.

Por medio de su cuenta de Facebook, un usuario identificado como Deymon HP compartió foto de un compañero junto a su regalo, que traía la cara del cantante puertorriqueño Ricky Martin.

Todo parecía normal hasta que se dieron cuenta de la confusión, pues en realidad él había pedido una de la serie animada Rick y Morty.

A pesar del error el joven lo tomó con muy buen humor.