Kirill Tereshin es reconocido por haberse inyectado los brazos con Synthol. Su vida corría peligro

 

Ciudad de México.- El famoso Popeye Ruso, Kirill Tereshin, reconocido por haberse inyectado los brazos para ensancharlos y de que esto le provocara fuertes problemas de salud, se sometió a una cirugía para tratar de quitar los litros de aceite alojados en sus bíceps.

 

De acuerdo con medios internacionales,el joven se inyectaba dosis de Synthol, sustancia que contiene 85% de aceite, 7,5% de lidocaína y 7,5% del alcohol. Como resultado: extremidades superiores deformadas.

 

En un inicio, el joven se enorgullecía de su aspecto a tal punto que compartía distintas fotografías en las redes sociales. Sin embargo, conforme pasó el tiempo sus brazos comenzaron a resentir las consecuencias.

 

Sin tanta movilidad y la posibilidad de quedar discapacitado, el Popeye Ruso decidió velar por su salud y operarse. Al menos dos horas duró la intervención quirúrgica.

 

Al respecto, el doctor que lo operó, Dmitry Melnikov,explicó a medios internacionales la situación del joven ruso.

 

“Se inyectó tres litros en cada brazo. Saturó los tejidos musculares y bloqueó el flujo sanguíneo. Todo eso tiene que ser sustraído. Por ahora he quitado los tejidos dañados de un sólo brazo. Necesitamos mantener la vena, los nervios y otras funciones de la extremidad”, indicó el médico.

 

Asimismo, aseguró que es sorprendente que el joven esté bien, pues su salud pudo empeorar:

 

“Que se ha inyectado afecta a todo el cuerpo, en particular a los riñones. Es afortunado de que se haya quedado solo en sus extremidades. Creo que Kirill no se dio cuenta de las consecuencias de lo que había estado haciendo”, concluyó.