Figuran las feministas y sufragistas Susan B. Anthony y Elizabeth Cady Stanton y la abolicionista Sojourner Truth.

Nueva York - El icónico Central Park tiene 23 estatuas dedicadas a personajes prominentes de la historia, pero ninguna enaltece el legado de las mujeres.

Pero eso cambiará gracias al voto unánime de una comisión de la ciudad para erigir un monumento dedicado a tres pioneras en la lucha por los derechos de las mujeres: Susan B. Anthony, Elizabeth Cady Stanton y Sojourner Truth.

Susan B. Anthony (1820-1906) fue una de las principales líderes del movimiento sufragista estadounidense, que durante la segunda mitad del siglo XIX reivindicó el derecho de voto para las mujeres.

Elizabeth Cady Stanton fue una destacada abolicionista, junto con su esposo Henry Brewster Stanton, además de feminista y escritora. Murió en la ciudad de New York en el año 1902.

Sojourner Truth nació en 1797 en el estado de Nueva York. A los nueve años fue vendida a un terrateniente como un “adicional” de un lote de ovejas. En 1826 escapó con su hija pequeña cuando el dueño de la finca le negó la emancipación. Cuando regresó a buscar a otro de sus hijos, este había sido vendido ilegalmente.

Sojourner llevó su caso a los tribunales y ganó. Fue la primera mujer de la raza negra en ganar una demanda a un hombre blanco y rico.

Truth fue abolicionista y dedicó su vida a la defensa de los derechos civiles, a la vez que les recordaba a las sufragistas y feministas de la época que su lucha tenía que ir más allá de un sector de la población.

"Este monumento transmite el poder de las mujeres que trabajan juntas para lograr un cambio revolucionario en nuestra sociedad", expresó Pam Elam, presidenta de Monumental Women, una organización sin fines de lucro de activistas, historiadoras y líderes comunitarias.

El grupo, que cuenta con el apoyo de la presidenta del condado de Manhattan, Gale Brewer, recaudó $ 1.5 millones para instalar el monumento.

El próximo año se cumplen 100 años desde que las mujeres estadounidenses obtuvieron el derecho al voto.

La obra de la artista Meredith Bergmann romperá lo que algunos llaman el "techo de bronce" en el parque de 166 años de antigüedad: la falta de esculturas que enaltezcan a las mujeres.

La Comisión de Diseño Público, que supervisa las obras de arte en propiedad de la ciudad, le dio el visto bueno el lunes al diseño de Bergmann, elegido entre 91 propuestas en una competencia.

"Espero que todas las personas, pero especialmente los jóvenes, se inspiren en esta imagen de mujeres de diferentes razas, diferentes orígenes religiosos y diferentes condiciones económicas que trabajaron juntas para cambiar el mundo", dijo Bergmann después de la votación.

El diseño original de Bergman solo contemplaba a Anthony y Stanton, pero los críticos la cuestionaron sobre por qué no consideró honrar a una mujer afroamericana que fuera una activista poderosa por la misma causa.

Bergman añadió a Truth al diseño, que consta de las tres mujeres trabajando juntas en una mesa.

Truth es recordada por su poderoso discurso titulado "¿No soy una mujer?" en la Convención de Derechos de la Mujer de 1851 en Akron, Ohio.

Brewer, presidenta del condado de Manhattan, dijo que las barreras para erigir el monumento comenzaron hace seis años. Los funcionarios que administran el parque dijeron que no era posible tener una nueva estatua de ningún tipo en Central Park, “pero simplemente no retrocedimos".

A principios de este año, el programa financiado por los contribuyentes "She Built NYC" pidió a los neoyorquinos que propusieran a mujeres excepcionales que quisieran ver honradas con estatuas.

La mujer prominente que ganó la mayoría de los votos de la campaña, encabezada por la primera dama Chirlane McCray, fue la Madre Frances Cabrini, la primera santa estadounidense de la Iglesia Católica Romana

La decisión provocó disputas en la radio en vivo entre el alcalde Bill de Blasio y el actor Chaz Palminteri, quien expresó su enojo porque Cabrini fue excluida de los monumentos.

El alcalde le aseguró que la amada santa probablemente tendría una estatua en el futuro. La semana pasada, el gobernador Andrew Cuomo anunció sus planes para construir un monumento para Cabrini.