“Es un tema de libertades, tú eliges cómo vivir y ejercer tu libertad, tu sexualidad. La maternidad no debe ser una imposición, sino una elección”, manifestó la líder

Mérida, Yuc. “Hay que exigir y arrebatar lo que nos corresponde como seres humanos: educación, salud y libertades”, manifestó Eufrosina Cruz Mendoza, secretaria de Pueblos Indígenas y Afromexicano (Sepia) de Oaxaca, en relación a la despenalización del aborto en Oaxaca el día de ayer. Cruz Mendoza fijó su postura antes de participar en la Cumbre de Mujeres Líderes Latinoamericanas que se realiza en el Gran Museo del Mundo Maya.

Para la líder indígena se trata de un tema de libertades, por lo que exhortó a los congresos locales de los estados, sobre todo de Yucatán, a poner en el centro de las agendas el derecho a las mujeres de decidir sobre su cuerpo y a la libertad de vivir su vida como ellas quieran, para poder lograr despenalizar el aborto, así como otros temas pendientes como el matrimonio igualitario que en Oaxaca ya son atendidos en la ley.

“Es un tema de libertades, tú eliges cómo vivir y ejercer tu libertad, tu sexualidad. La maternidad no debe ser una imposición, sino una elección”, manifestó la líder.

La mujer de origen zapoteca, distinguida en 2015 por la revista Forbes México como una de las 100 mujeres más poderosas del país, indicó que “el derecho de decidir sobre qué hacer en tu cuerpo, como mujer, es tu derecho y nadie te lo puede quitar, ni robar y sobre eso se construyen las oportunidades económicas, políticas de las mujeres. Como sociedad tenemos el reto de prevenir muchos temas”, agregó.

También llamó a erradicar la violencia, para que no haya ni una niña o mujer que, por objeto de violación o circunstancias de la vida, tenga que acudir al aborto y muera por practicarse un procedimiento clandestino, sino que sea en esa conciencia de libertad que cada uno de nosotros que como seres humanos tenemos.

Por lo tanto, indicó que el aborto es decisión de las mujeres, y depende de la experiencia que cada una cultiva. “Si quiere ser mamá está bien, pero que sea una elección no una imposición”.

La funcionaria confía en el hecho histórico que se dio en Oaxaca sea una oportunidad para que en otros estados, como en Yucatán, se vaya avanzando en el debate de este proceso, sin embargo, entiende que cada estado vive un proceso diferente.

Resaltó que en Oaxaca se ha avanzado en muchos temas como el matrimonio igualitario, y ahora el aborto, porque ha sido una batalla de todas las comunidades, indígenas, LGBT, población en general. “Hemos estado ahí arrebatando cada gota de lo que deberíamos tener como seres humanos, lo que merecemos: educación, salud y libertad”, manifestó.