Imprimir

Para ayudar a la inclusión laboral, la asociación Mujeres en Finanzas ofrece talleres y acompañamiento a jóvenes universitarias

En México únicamente el 16% de las mujeres ocupan puestos de liderazgo debido a obstáculos como dedicar cerca de cuatro horas diarias al trabajo no remunerado, los roles de género y la ausencia de prácticas laborales flexibles, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Ante esto, la asociación civil Mujeres en Finanzas busca generar un cambio permanente y significativo para cerrar la brecha de género en puestos de liderazgo.

La participación de las mujeres en la economía es del 36%, de acuerdo con el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

“Las mujeres tienen un rol muy importante en la economía, sin embargo no estamos viendo eso reflejado dentro de cuántas mujeres hay en el sector financiero mexicano y ahí es importante reconocer que tienen un rol importante en las decisiones económicas pero no se ve en las compañías”, explicó Samantha Ricciardi, directora general de BlackRock México y cofundadora de Mujeres en Finanzas, en conferencia de prensa.

Mujeres en Finanzas ofrece un espacio para intercambiar ideas y generar una participación activa de mujeres en puestos de liderazgo en los sectores económicos y de finanzas, además de ofrecer una red de apoyo para impulsar el talento femenino.

Del mismo modo, ofrece talleres con directivos de recursos humanos para ayudar a las mujeres a cerrar la brecha salarial y de participación empresarial, así como acompañamiento a jóvenes universitarias dedicas a carreras STEM (acrónimo en inglés de Science, Technology, Engineering and Mathematics).

“Necesitas tener entre 30% de mujeres en los consejos para tener un impacto positivo en las organizaciones y cuando volteamos a ver cómo medimos a las compañías desde el punto de vista de gobierno corporativo, como inversionistas, sí buscamos que haya compañías diversas”, aseguró Samantha Ricciardi.

La Asociación busca crear espacios para apoyar a las mujeres a través de mentores especializados en liderazgo dentro del sector económico, además de aumentar la presencia del sector femenino en carreras de ciencia y tecnología.

“Mucho de este bloqueo no solo viene de la falta de oportunidades o la propia industria sino una falta de convencimiento de nuestras propias capacidades, nos cuesta trabajo arriesgarnos”, comentó a su vez María Ariza, directora de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA).