Pese a los avances en la materia, la diputada Mónica López Hernández consideró que falta trabajar aún más en la construcción de un marco jurídico que garantice la igualdad e inclusión de género y que propicie un contexto social de tolerancia e inclusión.

“Nosotras diputadas y diputados como garantes del marco jurídico, es necesario impulsar desde nuestras trincheras las políticas que incluyan y garanticen la dimensión de género y la cultura que fomente la igualdad en nuestra sociedad.

“Los invitó a comprometernos para que tomemos acción y sigamos trabajando para llevar a cabo las reformas legislativas necesarias y urgentes a nuestro marco jurídico, que nos permitan garantizar todos los derechos a las mujeres de nuestro Estado”, señaló.

No obstante, la legisladora local del PRI reconoció que en los últimos años ha habido avances importantes en la materia, sobre todo, en  lo político electoral y en la esfera administrativa.

“En los últimos años gracias a la lucha de grandes mujeres hemos logrado avances muy significativos, Gracias a ello, hoy existen mejores condiciones que han permitido caminar con paso firme hacia la Paridad impulsando nuestra participación política, así como la conquista de espacios y cargos de alto nivel en los congresos y los gobiernos”, dijo.

En la discusión sobre la titular del Ismujeres, la legisladora local del PRI destacó que éste tipo de organismos descentralizados del gobierno ha permitido avanzar más rápido en la construcción de una agenda de género. 

“También estos avances, nos han permitido dar pasos importantes en la evolución y desarrollo de las Instituciones Públicas en materia de igualdad, pero sobre todo para construir un marco normativo que permita que dichos avances sean de manera obligada apegados a la legalidad, a los valores, y a los principios en que se sustenta el ejercicio pleno de los derechos humanos”, indicó.

Finalmente, consideró que el Ismujeres deberá garantizar principalmente el cumplimiento de la Agenda 2030, que reconoce la necesidad de afrontar los problemas del desarrollo a través de una acción conjunta entre los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado, partiendo de una visión amplia del desarrollo que incluye la inclusión social y la protección de los derechos humanos de las mujeres, niñas y adolescentes.