La emergencia sanitaria por Covid-19 ha provocado una crisis económica y exige cambios de hábitos. por sus dinámicas diarias, las mujeres son uno de los grupos de mayor vulnerabilidad a los efectos de la pandemia

Ciudad de México.- La pandemia de Covid-19, causada por el virus SARS-Cov-2, ha cambiado las reglas del juego para todos. Incluso para la elaboración del listado “100 mujeres más poderosas de México” en 2020.

En esta ocasión, la lista anual, que enuncia (pero no rankea), pretende reconocer la labor del personal médico, de las luchadoras sociales, de las artistas y de las incansables ejecutivas que hoy se enfrentan, no sólo a una crisis sanitaria y social, sino a un contagio económico que afecta las hojas de balance de casi todas las compañías.

Por un lado, en estos tiempos la violencia se ha exacerbado. Durante el primer mes de cuarentena por la pandemia de Covid-19, en México se habían registrado 115,614 llamadas de emergencia al 911 por incidentes como abuso sexual, acoso sexual, violación, violencia de pareja y violencia familiar, según lo documenta Unicef.

El número de reportes recibidos en marzo fue 28% superior al de enero, y 22% mayor al de febrero. Sólo por casos de violencia de pareja, en marzo se recibieron 22,628 llamadas, lo cual representa un incremento de 23%, comparado con febrero, y 33% más que lo reportado en enero. Un estudio de la ONG estadounidense KFF expone que las mujeres han sido más proclives a observar un cambio disrruptivo en su dinámica diaria a partir de la pandemia.

Aunque supone un mayor grado de dificultad, el nuevo coronavirus no es el principal obstáculo a vencer en la búsqueda de equidad. No sólo se trata de violencia.

En diciembre pasado, el Foro Económico Mundial hablaba de que podría llevarse 100 años el cierre de la brecha de género en el mundo. Los pendientes siguen estando relacionados con equidad salarial, participación de la mujer en los consejos de administración de los corporativos y representación política.

El Foro Económico Mundial dimensiona los retos en materia de brecha de género a partir de la medición de cuatro rubros: educación, salud, participación económica y empoderamiento político.

Los cuatro terrenos siguen mostrando grandes áreas de oportunidad. Se calcula que, por regiones, la brecha de género tardaría 54 años en cerrarse en Europa, 59 en América Latina y el Caribe, 71 en Asia, 95 en África y 140 años en Medio Oriente y Norteamérica. 

¿Qué cambia con el nuevo coronavirus?

Si bien los retos se agudizan, también lo hacen la capacidad de liderazgo, las habilidades para la resolución de problemas y la empatía. El ejercicio del listado “100 mujeres más poderosas”, de Forbes, reconoce, no sólo la labor de las mujeres que han logrado abrirse camino en el mundo corporativo, sino también en la esferas social, política y artística.

Este año se destaca la participación femenina como parte del personal de salud. Siete de cada 10 profesionales de esta ramo son mujeres. En enfermería, el porcentaje alcanza 79%, mientras que, entre el cuerpo médico, la proporción es de 39%.

Norma Patricia Torres, jefa de Enfermería del Primer Nivel de Atención del IMSS, explica que la crisis por Covid-19 ha enfatizado la labor humanista y el rol de cuidados que desempeña la mujer.

“Se ha destacado su capacidad y su habilidad para proporcionar cuidados, porque ese papel siempre ha estado asociado a las mujeres; pero también se han dado grandes muestras de profesionalismo por parte del personal médico [femenino] que atiende en primera línea”.

Durante la sesión fotográfica de este especial de Forbes, la ceo interina de AT&T para México, Mónica Aspe, señaló que un entorno como la emergencia sanitaria revela la capacidad de empatía que existe para relacionarse con los colaboradores sin perder de vista el foco de las organizaciones.

“El liderazgo para esta coyuntura exige una combinación entre un enfoque en lo urgente, en lo que se tiene que resolver de inmediato, [pero] sin perder de vista el largo plazo, [es decir] el foco de la organización. Es importante acordarse en qué camino estábamos antes de esta situación, para no perder el foco a largo plazo”. Para algunas mujeres, las labores no se detienen, de ningún modo, con el confinamiento por la pandemia.

María Salguero, creadora del mapa de feminicidios en México, explica que es posible que el aumento en la violencia pase a segundo término en una coyuntura donde el foco es la salud pública. Por lo mismo, afirma que quedará pendiente el combate a la impunidad en materia de violencia contra las mujeres. 

“Atender las denuncias ayuda mucho, aunque la búsqueda de personas [desaparecidas] sigue teniendo fallas. En Sonora, por ejemplo, los medios locales ya documentan detenciones a agresores. El primer paso es terminar con las acciones de persuación que se ejercen contra las víctimas, para que puedan realizar denuncias”.

Mujeres poderosas 2020: las nuevas habilidades

Los reflectores, este año, se enfocan en destacar la resiliencia: por ejemplo, en las mujeres que han aportado soluciones en el ámbito científico, como la epidemióloga Ana Lucía de la Garza, encargada del reporte y documentación de datos sobre el contagio de Covid-19, o la investigadora María Esperanza Martínez, que estudia las bacterias que pueden ser benignas con el ambiente para la producción agrícola sin fertilizantes.

En el ámbito social, destaca la participación de quienes, este año, contribuyeron en la organización y convocatoria de la marcha del 8M en la Ciudad de México, entre ellas, la periodista Frida Guerrera, cuya labor se ha enfocado en la documentación e investigación de feminicidios, uno de los delitos al alza, incluso en la coyuntura de la pandemia. En lo económico, 2020 será un año más que complejo para México.

Las estimaciones más pesimistas prevén una caída de doble dígito en el PIB para el cierre del año, lo que representa un reto a nivel corporativo, donde las estrategias de firmas de consumo han tenido que intensificarse; mientras que otros segmentos, como el automotriz, se preparan para recibir un duro golpe en los balances.

En este ámbito, por cierto, nunca había existido una participación tan fuerte de mujeres en puestos directivos. En 2020, son mujeres quienes encabezan marcas como Hyundai, BMW y Lincoln. El sector financiero también se encuentra en la antesala de un reto mayúsculo en términos de liquidez.

Ahí, en la primera línea están quienes lidian todos los días con el análisis y capoteo de los pronósticos, como Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base, o la directora de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), María Ariza. Sin importar el grado de complejidad, Forbes celebra que cada año sean más los nombres de mujeres que se suman al reconocimiento público. La conquista de espacios sigue.

Un estudio, realizado por Unilever, calcula que el machismo en México tiene un impacto anual de 1,400 millones de dólares, que se derivan de pérdidas en productividad de trabajo no remunerado. Las historias detrás de esos números son la tarea pendiente de nuestra sociedad, labor que hoy ocupa (y preocupa) a las 100 mujeres poderosas 2020 del país.