Para que los programas implementados para la protección de mujeres maltratadas tengan efecto es necesario que presenten la querella contra su agresor, señala la titular de la SISMH

Jalisco.- Para que funcionen las medidas de protección a las mujeres violentadas, implementadas por el gobierno de Jalisco, es necesario que las agraviadas denuncien. En días pasados y a propósito del aislamiento por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 que causa el covid-19, la Secretaría de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres (SISMH) presentó un programa para cuidar a las mujeres que viven con hombres que las maltratan.

Sin embargo, el empeño de las autoridades resulta inocuo para los agresores si sus víctimas no lo informan a las instancias correspondientes: una es el Centro de Justicia para las Mujeres (CEM) y otra es directamente en las oficinas de la Fiscalía del estado.

En entrevista, Fela Pelayo, titular de esta dependencia, dijo que desde la semana del 16 al 20 de marzo, cuando comenzó la cuarentena, las denuncias por violencia doméstica contra las mujeres disminuyeron. Esto, insistió, no quiere decir que haya menos casos, sino que el encierro dificulta que las mujeres salgan de sus casas a denunciar. Para facilitar el trámite, en estos mismos días se abrió la posibilidad de hacer las denuncias de forma remota.

De acuerdo con lo dicho por la funcionaria, existe el dato de que solo el 9 por ciento de las mujeres que sufren violencia acusan ante las autoridades a sus atacantes. La encargada la SISMH explicó que, aunque no hay evidencia de que la violencia familiar haya aumentado, en Jalisco se trabaja en el fortalecimiento de distintas áreas, para estar preparados en caso de que se disparara el número de afectadas.

Las llamadas al 911 para exponer estas prácticas sólo han aumentado en dos o tres por semana lo que, a decir de Pelayo, no es una cifra significativa. De acuerdo con el reporte estatal, en el Área Metropolitana de Guadalajara se registraron 177 denuncias por violencia familiar, del 20 al 27 de marzo; 176 entre el 28 de marzo y el 3 de abril; y 88 del 4 al 7 de abril. También van menos feminicidios en este año: de enero al 12 de abril de 2019, 20 mujeres fueron asesinadas por cuestiones de género y, en el mismo periodo, pero de 2020, fueron registrados 14 muertes de este tipo.

Un asunto relevante es que, al parecer, las mujeres no salen a denunciar: “Estamos hablando de una situación que está dentro de las casas. Nosotros estamos imposibilitados. No podemos ir de puerta en puerta para preguntar si hay alguna situación. Lo que estamos haciendo es invitar a la ciudadanía, a las mujeres, para que nos ayuden a conocer su situación. Que, a través de estas redes de apoyo, nos permitan conocer las situaciones que están viviendo. Estamos habilitando todos los mecanismos, el que por ejemplo las mujeres no tengan que ir al Centro de Justicia para poner su denuncia, sino que se puede hacer vía remota, pero necesitamos saber”, insistió. La secretaria explicó que las denuncias pueden hacerse vía telefónica, al 911. Al momento de la llamada hay que señalar que son Código Violeta y a partir de eso las autoridades de seguridad implementará las medidas diseñadas para el aislamiento y que se puedan atender los casos de manera mucho más rápida.

“Parte de las medidas son dos muy importantes, una tiene que ver con la ampliación y el fortalecimiento de los resguardos que tenemos para las mujeres. El estado cuenta con refugios, para esta contingencia se hizo una alianza estratégica con la iniciativa privada, que permitirá resguardar a cualquier número de mujeres que sea necesario, en caso de que la situación cambie, y que requieran este tipo de aislamiento”, adelantó.

 “La otra medida muy importante es el fortalecimiento de las áreas que dan seguimiento a las mujeres que tienen medidas de protección, de lo que se encarga la fiscalía del estado”. Además de la línea telefónica, los Centro de Justicia para las Mujeres, uno en Guadalajara y el otro en Puerto Vallarta, están abiertos las 24 horas del día. Ahí hay personal que da seguimiento a cada caso, se brinda terapia psicológica y talleres de empoderamiento para romper los ciclos de violencia.

La servidora pública dijo que desde el 20 de marzo también se habilitaron cuatro líneas para dar apoyo psicológico a los hombres que pudieran ser agresores. “Hagan sus denuncias porque es la única forma en que realmente podemos cuidarlas. Hemos implementado un montón de medidas, de prevención, de capacitación, programas a través de asociaciones civiles, a través de los municipios.

Hemos fortalecido estrategias para darle seguimiento a la alerta de violencia de género. Son muchísimas las gestiones que realizamos para fortalecer los mecanismos de prevención a la violencia, sin embargo, es un ejercicio en el que sí necesitamos conocer los casos para dar un seguimiento puntual y fortalecer nuestros mecanismo de prevención”, señaló. Tanto las denuncias de violencia, por parte de las mujeres, como las solicitudes de ayuda de los hombres se pueden realizar en el 911, donde un operador deriva al usuario al área correspondiente.