Funcionarias y especialistas en violencia de género reconocieron que acabar con la impunidad es uno de los principales retos para garantizar una vida libre de violencia para las mujeres

Ciudad de México.- Las mujeres que viven una situación de violencia y que deciden denunciar esta agresión ante las autoridades enfrentan a un sistema de justicia que las revictimiza principalmente por que no existe –de parte de los funcionarios– la sensibilidad para atender casos de violencia y equidad de género, reconoció la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

"Enfrentarse a un sistema de justicia es sumamente complicado para una mujer que ha sido violentada y vulnerada, mancillada en sus derechos humanos... Se encuentran frente a un sistema de justicia ineficaz, revictimizador", comentó la encargada de la política interna durante el Encuentro por la Igualdad y la no Violencia contra las Mujeres y las Niñas organizado por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Sánchez Cordero y otras especialistas como la oficial a cargo de ONU Mujeres México, Paula Narváez, reconocieron que el principal desafío que existe para erradicar precisamente la violencia de género es la impunidad que existe en el país, así como generar mayores condiciones de igualdad.

La secretaría de Gobernación dijo que de los 33 millones de delitos que se registran en el país en el año, solo se denuncian un millón 900,000, de los que un porcentaje mínimo concluyen en sentencia. Pero a ello, indicó, se le tiene que sumar la carencia de jueces, pues por cada 100,000 habitantes hay solo cuatro jueces, cuando hay países donde el número de juzgadores asciende a 26.

Expuso que además de esas problemáticas, las mujeres se enfrentan a que si se deciden a denunciar, los funcionarios públicos "no tienen la sensibilidad para atender casos de violencia y equidad de género".

“El gran problema con la violencia hacia las niñas y las mujeres continúa siendo la impunidad”, aseveró a su vez Paula Narváez. La oficial a cargo de ONU Mujeres México explicó que el gran problema para México y para América Latina es la falta de justicia.

Sobre las marchas de ayer en el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, la secretaria de Gobernación, aseguró que si bien hubo varios actos de vandalismo, la mayoría de las inconformes protestan por la falta de respuesta de las autoridades.

“El respeto al orden público y a los monumentos históricos tiene que privar. Es cierto que las respuestas no han sido lo óptimo. Cuando una mujer acude a las instancias de procuración de justicia, sino hay perspectiva de género, la mujer es revictimizada”, planteó.