En el año de 1974 el Congreso de la Unión aprobó la reforma al Artículo 4º constitucional que establece la igualdad jurídica entre hombres y mujeres

Fue el 14 de noviembre de 1974 cuando la Cámara de Diputados aprobó la reforma al Artículo 4º constitucional que establece que el varón y la mujer son iguales ante la ley, con lo cual la mujer adquirió legalmente la igualdad de derechos y obligaciones frente al hombre.

En tanto, el 27 de diciembre de ese mismo año se expidieron dos decretos relativos a la igualdad jurídica de la mujer y fue hasta el 31 de diciembre de ese año cuando entró en vigor el decreto expedido por el entonces Presidente de la Republica Luis Echeverría Álvarez en donde se establece la igualdad jurídica entre hombres y mujeres mexicanos.

En México hemos avanzado y a 45 años de lo sucedido se ven reflejados los avances de las mujeres en materia política, se han incrementado el número de mujeres que nos representan en todos los órdenes de gobierno y se multiplicaron los movimientos a favor y en defensa de los derechos de las mujeres.

Continuamos impulsado leyes que garantizan la equidad e igualdad sustantiva y efectiva entre la mujer y el hombre en todos los ámbitos. No obstante, aún faltan retos por superar en lo que se refiere a la paridad de género, porque las mujeres siguen representadas de manera insuficiente.

Por tanto, es desde los gobiernos locales donde debemos privilegiar la plena participación de las mujeres en todos los ámbitos, así como garantizar la toma de decisiones de ellas, en igualdad de condiciones que los hombres, para con ello avanzar hacia la equidad e igualdad sustantiva y efectiva.

Proporcionar las mismas oportunidades a mujeres y a hombres nos da la posibilidad de transformar la calidad de vida de las y los mexicanos, de erradicar las barreras que impiden a las mujeres su pleno desarrollo en la vida política, económica y social.

Gobiernos Municipales creemos políticas públicas eficaces con perspectiva de género, promovamos la igualdad y equidad entre hombres y mujeres. Restituyamos por los derechos de las mujeres cuando estos sean restringidos o ignorados en cualquiera de las esferas política, económica, social o cultural.

México requiere de la participación de todos los sectores de la población, lo cual implica un acceso equitativo a derechos y oportunidades, al garantizar el pleno desenvolvimiento de las mujeres podemos construir para un futuro mejor para este sector de la población y lograr un país más próspero, igualitario y democrático.