Mientras en Estados Unidos se declara que esa droga provoca una crisis de salud pública, en territorio mexicano la demanda sube 67% en tres años

Ciudad de México.- Datos del gobierno mexicano y de la Oficina de Naciones Unidas contra al Droga y el Delito indican que mientras en Estados Unidos —principal mercado de heroína de los cárteles mexicanos— se emite una alerta por esa droga en México aumentan la producción y el consumo, con cada vez más jóvenes entre 26 y 34 años que son adictos.

En Estados Unidos, el fiscal general, Eric Holder, reconoció en marzo pasado que la adicción a la heroína provocaba una crisis de salud pública, por lo que dio a conocer un plan del gobierno federal para combatir el consumo de esa droga.

En México, por su parte, se considera que la adicción a la heroína es todavía mínima, en comparación con otras drogas como la marihuana y la cocaína, pero ya se desarrolla una vacuna para desactivar los efectos en el organismo.

El porcentaje de posibles adictos a la heroína en México, según cifras de la Secretaría de Salud, es de menos del 1% de la población. Sin embargo, la incidencia acumulada en el consumo de esa droga en habitantes de entre 12 y 65 años aumentó 67% entre 2008 y 2011.

El grupo con mayores registros de consumo de heroína es el de entre 26 y 34 años de edad, que en ese periodo registró un incremento de 107%.

Esos porcentajes de aumento en el consumo en México coinciden con los que reporta en Estados Unidos la Administración de Servicios sobre el Abuso de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA, por sus siglas en inglés) que indica que de 2008 a 2012 subió 70%.

México, principal productor en América Latina

El fiscal general de Estados Unidos confirmó que entre 2006 y 2010 las muertes por sobredosis de heroína han aumentado 45% en ese país y que las fuentes de abastecimiento de la droga en el país son todas extranjeras.

La Casa Blanca, en su reporte sobre el mercado global de heroína, indica que desde la década de 1990 que comenzó a popularizarse esa droga, los principales proveedores de Estados Unidos han sido organizaciones criminales de Colombia y México, pero en los últimos diez años los mexicanos han dominado la venta.

Cifras de la Agencia de Adunas y Protección Frontera estadounidense muestran que en el último año se decomisaron 913 kilogramos de esta droga en el límite fronterizo entre México y Estados Unidos.

Mientras que la Oficina de Naciones Unidas contra al Droga y el Delito informó este año que en México ya se cuenta hasta con 12 mil hectáreas para la producción de heroína.

En el Informe Mundial sobre las Drogas 2013 de la ONU se publica que hace diez años el territorio destinado a la producción de esa droga era de 4 mil 400 hectáreas, por lo que el incremento en una década ha sido de 172%.

A nivel mundial, según ese informe, hay más de 16.5 millones de consumidores de heroína ubicados principalmente en el sur, oeste y la zona central de Asia, el este y sureste de Europa y Norteamérica.