La realidad es que para tomar la decisión de cuál es el mejor lugar para hacerlo se debe pasar por todo un proceso, tener bien identificados los defectos de carácter a tratar

Existen diversos tipos de tratamiento para las adicciones, todos dependiendo del nivel en el que la persona se encuentre dentro del problema.

En columnas anteriores toqué ese tema, se los recuerdo brevemente: para llegar al nivel de adicción tenemos que pasar por cuatro fases.

La experimental y la ocasional son las dos primeras etapas, donde el consumo o actividad compulsiva aún no se vuelve una obsesión mental, por lo que con tratamientos ambulatorios con especialistas en adicciones se pueden obtener resultados óptimos, pero lamentablemente como papás, en estas dos etapas es difícil que nos percatemos.

Por el contrario, cuando nos damos cuenta que nuestros hijos tienen un problema de adicción es cuando se encuentran en las dos etapas finales, que son la habitual y la adicción como tal, que ya desarrolla una obsesión mental, además de la dependencia física, por lo que si se quiere resolver el problema evitando que se agrave, debe aceptarse que el único recurso aquí son los internamientos, haciendo esto a tiempo y evitando pasar por varios meses o incluso años en tratamientos ambulatorios.

Vamos a hablar particularmente de los internamientos, existen diversos tipos de instituciones para tratamientos residenciales, ahora sí que como dice mi esposo “el que se quiera rehabilitar lo hará donde sea”.

La realidad es que para tomar la decisión de cuál es el mejor lugar para hacerlo se debe pasar por todo un proceso, tener bien identificados los defectos de carácter a tratar, porque la base de la rehabilitación es trabajar todos los defectos de carácter o bien, que son lo mismo, los siete pecados capitales.

En esta ocasión les hablaré particularmente sobre nuestro trabajo como clínica, en la cual ofrecemos un tratamiento integral y personalizado, donde trabajamos especializadamente por género (hombres y mujeres) en distintas instalaciones con máximo 12 pacientes por institución.

Esto hace que sea un tratamiento personalizado y ¿qué lo hace integral?

Trabajamos todas las áreas que pudieran estar afectando al paciente desde lo médico-psiquiátrico, lo psicoemocional y lo espiritual, cada una con especialistas en el tema y experiencia en adicciones.

De igual forma integramos en el tratamiento a la familia o persona responsables del paciente; ambos reciben terapias grupales, terapias individuales, consultas con Psiquiatría y talleres espirituales, lo cual nos ayuda a sanar todo lo que se viene acarreando del pasado, dolor, traumas, trastornos, duelos, etc.

Con esto vamos armando un rompecabezas donde se ayuda a sanar tanto al paciente como a la familia y poder con esto mantener una sobriedad.

Me permito hacerles saber que nuestra clínica Cerma ha cambiado de nombre a Clínica Aurora Adicciones, con esto estamos cimentando una nueva identidad en la que continuaremos trabajando todas las áreas de las pacientes y sus familias; asimismo contamos con Clínica Alpha Adicciones especializada en hombres, contando con la colaboración del mismo equipo de trabajo.

Agradeciendo el tiempo que se toman en leer cada una de nuestras columnas, les mando un fuerte abrazo.

La autora es directora general de Clínica Aurora Adicciones.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.