El involucramiento de la familia es básico para atender a una persona adicta a las drogas o al alcohol

Hermosillo, Son.- Es importante la participación de la familia para que un paciente en tratamiento contra adicciones a las drogas o alcohol se recupere y pueda desarrollar su vida personal con seguridad, de ahí la importancia que haya una rehabilitación integral en la que los familiares son parte trascendental para lograr buenos resultados.

En entrevista para Expreso, Paola Gutiérrez Clark, directora general de Clínica Cerma, destacó la importancia que tiene el acompañamiento de la familia junto con el paciente para llevar a cabo una rehabilitación, para lo cual también es importante que garanticen seguir las indicaciones que en la colectividad deben aplicar.

“Nosotros sentamos las bases para el paciente para la paciente, trabajamos su parte emocional, su parte física que afecta también la droga, y también los preparamos con habilidades para cuando ellos salgan. La familia también se prepara en esto mismo para dar ese seguimiento en casa, pero si la familia no está dispuesta a hacer cambios, o se les hace muy impresionante el cambio que tengan que hacer, muy probablemente existan las recaídas”.

El involucramiento de la familia es básico para atender a una persona adicta a las drogas o al alcohol, toda vez que el problema también está en todos los miembros que rodean a las personas, en este sentido la especialista recomendó que tomen terapia al igual que el interno para llevar un proceso de recuperación conjunta.

Comentó que ante la duda sobre en qué momento debe ser internada una persona, esta debe serlo en el instante en que ponga en riesgo su vida y la de su familia, lo cual se da al llegar a la tercera y cuarta etapa de una adicción, al mismo tiempo enfatizó que los familiares deben mantenerse al tanto de su recuperación y no dejarlo solo como sucede en varios casos.

“En estas dos últimas etapas, el internamiento es de rigor porque los tienes que sacar del entorno, ya no pueden estar en el mismo entorno porque esto se vuelve una obsesión, puede que ellos no quieran pero esto ya está rebasado. Siempre me dicen es que yo creo que mi hija está en la segunda etapa, y yo les contesto muy probablemente si ya te diste cuenta es porque está en la tercera o cuarta etapa”.

Por su parte Araceli Romero, psicoterapeuta de la institución, expuso que ante la falta de involucramiento de la familia para la recuperación del paciente, se trabaja a fondo en lo individual con la persona, toda vez que al no haber cambios en el sistema familiar es muy probable que recaiga en su adicción.

“Cuando la familia no se involucra, es muchísimo más difícil. Ahí sí no garantizamos que pueda salir adelante el paciente, sí hay casos en los que el paciente logra salir pero les tienes que cambiar todo su contexto, su dinámica familiar, totalmente sacarlo de ahí, entonces lo ideal es que la familia se involucre en lo que es el problema”.

Aunado a esto debe haber una aceptación del problema y dejar de lado estigmas sociales, indicó la psicoterapeuta de Clínica Cerna, proceso difícil en el que los talleres grupales e individuales son importantes para que paciente y familiares dejen de minimizar la problemática para afrontar la situación.

“Generalmente se les tiene que dar seguimiento a la mayoría. Una regla primordial es que ellos tienen que seguir asistiendo a grupos de ayuda mutua, tienen que darle continuidad. El proceso no termina cuando sale el paciente del internamiento, de hecho el proceso, lo más difícil, empieza afuera, porque va a poner a prueba todas las herramientas que adquirió dentro de la clínica”.

Paola Gutiérrez resaltó que los psicólogos clínicos especialistas en tratar adicciones deben contar con certificaciones, estudios y experiencia en el área, debido a lo delicado que es trabajar con este tipo de pacientes porque sobrepasaron todos los límites humanos, sociales, personales y familiares.

“Los tratamientos que ofrecemos nosotros en Clínica Cerna, hablamos de tratamientos personalizados, se hace un estudio completo desde lo médico, psiquiátrico, familiar y vamos adaptando la dinámica conforme también a la dinámica familiar”, y añadió que quienes deseen información se pueden acercar a la institución en la colonia Pitic o llamar al teléfono 6624362609 o en Facebook e Instagram de la Clínica Cerna.