Los compositores Leonardo Coral y Eduardo Soto Millán fueron aplaudidos

Culiacán, Sin.- Con la presencia de sus autores, la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes presentó un ameno programa con piezas de dos compositores mexicanos, Leonardo Coral y Eduardo Soto Millán, en su tercer programa de la Segunda Temporada 2019, en la que tuvo como director invitado al Mtro. Gaétan Kuchta, de Francia, y como solista al virtuoso violinista mexicano Cuauhtémoc Rivera.


En el Teatro Pablo de Villavicencio, el programa abrió con La pregunta es la respuesta, de Eduardo Soto Millán, la cual combina sonidos electrónicos con la sección de cuerdas de la Orquesta, en un estilo modernista, con sonidos a veces discordantes y con un zumbido intercalado a lo largo de la breve composición, de la que “cuelgan” los acordes de las cuerdas.


La segunda pieza fue el Concierto para violín y orquesta, de Leonardo Coral, de estreno en Sinaloa, con Cuauhtémoc Rivera como solista, la cual está dividida en cinco movimientos (Vivo misterioso, Espressivo, Vivo enérgico, Misterioso espressivo y Final), a veces frenética, a veces calma, siempre interesante.


Ambos compositores subieron al escenario al terminar las interpretaciones para agradecer los aplausos. De ellos, ya sea la orquesta o sus grupos de cámara han interpretado otras piezas en pasados conciertos, y hoy los tuvimos presentes.


Tras el intermedio, el programa cerró con la Sinfonía no. 4 en La menor opus 63, de Jean Sibelius, la cual consta de cuatro movimientos (Tempo molto moderato, quasi adagio, Allegro molto vivace, Il tempo largo y Allegro), una obra de intenso dramatismo que no fue muy bien asimilada durante su estreno en 1909, en Helsinki, pues con ella el autor dio un giro en su estilo autoral, pero que con el tiempo ha sido más valorada.


Como cada jueves, previamente al concierto, el maestro Aldo Rodríguez ofreció una charla introductoria en el vestíbulo del Teatro, en la que analizó cada una de las piezas interpretadas a fin de que los asistentes tuvieran antecedentes en torno al programa.