Presentó tres coreografías en el Centro Sinaloa de las Artes Centenario


Culiacán, Sin.- La Compañía Danza Joven Sinaloa presentó una serie de estrenos y reestrenos de sus mejores coreografías, con el título Todo, absolutamente todo, en el Centro Sinaloa de las Artes Centenario, bajo la coordinación y dirección artística Carlos Zamora, galardonado con esa obra como Mejor Intérprete Varonil a nivel nacional.


El espectáculo, que tendrá una última función el próximo viernes 1 de marzo en el Teatro Socorro Astol del Instituto Sinaloense de Cultura, inició con la coreografía Que No Se Mueran Mis Amigos (Propuesta No. 36), de Mauricio Nava, y que integró el primer programa de la Compañía Danza Joven de Sinaloa en 2008.


Participaron los bailarines Edylin Zatarain, Carlos Zamora, Rosa Gutiérrez, Mario Edén Cázares, Danya González, Víctor González, quienes recrean el dolor por la pérdida de un ser querido, con música de Las Golondrinas y una corona de flores de pape.e siguió Heliocéntrica, de Carlos Zamora, una bellísima pieza experimental que recrea la eterna danza entre la luz y la sombra, el movimiento de las plantas hacia la luz –que hizo pensar alguien en que era danza butoh- y que fue interpretada por Mario Edén Cázares y Danya González.


Finalmente, la pieza Todo, absolutamente todo, obra semifinalista del Premio Nacional de Danza Guillermo Arriaga INBA-UAM 2018, ganadora del premio nacional a Mejor Intérprete Varonil para Carlos Zamora, coautor de la obra junto con Javier Basurto y Mario Edén Cázares.


La interpretaron Carlos Zamora, Mario Edén Cázares y Víctor González, quienes se basan en las frases “Todo, absolutamente todo, es matemático. Todo, absolutamente es sexo…”) para recrear escenas de parto y de luchas por la sobrevivencia.


Al final, se realizó un conversatorio con los asistentes, en torno a diversos aspectos de las coreografías presentadas.