Culiacán, Sin.- Desarrollar un software que sea capaz de crear diseños de edificios seguros ante sismos, económicos y sustentables, es el principal objetivo del proyecto de investigación “Nuevas metodologías de diseños sísmicos de edificios usando inteligencia artificial”, informó Edén Bojórquez Mora.

El profesor de la Facultad de Ingeniería Culiacán de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), mencionó que actualmente se encuentra trabajando junto a un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Baja California, de la Universidad Politécnica de Cataluña, así como de la Casa Rosalina, en este proyecto con el que pretenden hacer propuestas de modelos de construcción que contribuyan al cuidado del medio ambiente.

“Este proyecto consiste en proponer nuevos métodos de diseños de edificios ya sean de concreto reforzado o de acero, pero usando técnicas de computación basadas en la inteligencia artificial. Lo que queremos lograr son diseños racionales, óptimos, diseños que sean seguros, económicos y sustentables, es decir, amigables con el medio ambiente”, puntualizó.

Indicó que existen distintas técnicas de inteligencia artificial para la simulación de diseños, pero en la investigación que desarrollan se ha basado principalmente en dos de las técnicas más utilizadas a nivel mundial, las llamadas enjambre de partículas y la de algoritmos genéticos.

“Por ejemplo, algoritmos genéticos surgió entre los años 60 y 70, es una técnica que se basa en la teoría de la evolución de las especies postuladas por Darwin (…) esta teoría se basa en que los organismos más capacitados para adaptarse al medio son los que sobreviven y pasan a la siguiente generación”, explicó.

Detalló que por medio de estos métodos les será posible diseñar varios conjuntos de edificaciones en las que se optimicen los recursos y respondan a los parámetros aplicados y ahí seleccionar la mejor opción que se adapte a las necesidades de la sociedad.

“Digamos que nosotros podemos tener un conjunto de edificios que son posibles soluciones a un edificio real, es decir, podemos tener una cantidad de miles de posibles soluciones de un edificio que puede tener la capacidad de soportar un sismo, sin embargo, entre todo este conjunto de edificios nos interesa no solo que tenga la habilidad de resistir un terremoto, sino que también sea económico y amigable con el medio ambiente”, expuso.

En ese sentido, precisó que lo que se trabajará serán propuestas de simulaciones de construcciones con ciertas características deseables que vayan evolucionando, es decir, que cada vez sean mejores, generando con ello posibles soluciones candidatas a solicitud de los requerimientos de arquitectos e ingenieros.

“Lo que hacemos es simulaciones hasta que encontramos el edificio. Es un conjunto de soluciones para ese problema y que las personas de la práctica puedan decir de este conjunto de soluciones ‘con cuál me quedo’, aunque en realidad todas ellas sean adecuadas”, comentó.

El investigador universitario dijo que por lo pronto se está buscando el financiamiento por parte del Programa para el Desarrollo Profesional Docente (PRODEP), así como del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT).

De igual manera, añadió que esta investigación está proyectada a cuatro años, en los cuales, quieren desarrollar su propio software que modele una serie de edificios dependiendo de las características que se buscan, siempre cumpliendo con los lineamientos vigentes en el reglamento de construcción.

“Después de esto vamos a contar con un software limitado que sea capaz de diseñar edificios de concreto y de acero con ciertas características, con el tiempo queremos mejorar eso, porque hay edificios que utilizan disipador de energía, edificios de mampostería, pero con el tiempo nuestro software va a ser capaz de lograr diseños de manera instantánea de edificios utilizando técnicas como algoritmos genéticos, enjambre de partículas o algunas otras técnicas de inteligencia artificial de una manera racional”, enfatizó.

Bojórquez Mora, señaló que el impacto a partir de la producción de este tipo de edificaciones será tal, pues la ciudadanía tendrá la tranquilidad de adquirir una vivienda a bajo costo, pero que sea segura ante cualquier eventualidad y sustentable.