Usuarios de redes demandan un castigo ejemplar para el acusado de provocar la muerte de la mascota; crearon un hashtag y compartieron fotos de sus perros para visibilizar y defender los derechos de los animales

Ciudad de México.- Luego de que el pasado 9 de octubre un sujeto fuera detenido por la Procuraduría de Justicia capitalina tras “arrojar a un perro de la raza dachshund color café desde el quinto piso de un edificio ubicado en la colonia Narvarte”, lo que provocó la muerte de la mascota, miles de personas exigieron justicia en redes para Morita, nombre de la perrita.

Morita era una perra de la raza dachshund, color café, que según las investigaciones de las autoridades fue arrojada por Miguel Ángel “N” desde el quinto piso de un edificio ubicado en la colonia Narvarte, de la alcaldía Benito Juárez en la Ciudad de México.

“Eres una desgraciada, pero ahora sí me la vas a pagar”, fue lo último que el hombre le dijo a la dueña del perro antes de lanzarlo. La mujer bajó para tratar de reanimar a su mascota, pero ésta ya no respiraba.

Debido a las fracturas y lesiones que sufrió, la perrita murió al momento. Hecho por el cual el sospechoso fue detenido.

Asociaciones en pro de los derechos de los animales informaron que el acusado podría quedar libre luego de pagar una multa de treinta mil pesos, lo que consideraron como una “injusticia“.

Cientos de usuarios en internet hicieron eco de la convocatoria para demandar un castigo ejemplar y compartieron fotos de sus mascotas.

En redes sociales se hizo tendencia el hashtag #JusticiaParaMorita y la exigencia hacia las autoridades de la Ciudad de México se viralizó rápidamente.

El caso de Morita ha puesto en la conversación el tema de los derechos de las mascotas y la legislación para defender la integridad de los animales.