El Congreso del Estado de Sinaloa ha aprobado por unanimidad la prohibición de las corridas de toros y peleas de perros. Lo ha hecho a través de la reforma de las leyes de Protección Animal y del Código Penal, por lo que de ahora en adelante se establecen sanciones de seis meses a dos años de prisión a quienes vulneren la norma y de tres en caso de que las lesiones provocadas en los animales pongan en peligro su vida.

De este modo, tras la aprobación de la medida no podrán celebrarse las tradicionales corridas de toros que cada año se celebran en Mazatlán coincidiendo con sus tradicionales carnavales. Mazatlán era el único lugar del Estado donde se organizaban festejos taurinos en los últimos años.

Sinaloa se suma, de este modo, a las prohibiciones antitaurinas de otros estados de la república como Coahuila, Sonora y Guerrero.

LAS PELEAS DE GALLOS, EXCLUIDAS

La modificación del Código Penal aprobada por el Congreso de Sinaloa señala también que dentro del maltrato animal se incluye la venta y explotación en la vía pública de animales vivos, y el abandono de éstos.

Sin embargo, dentro de las reformas han quedado excluidas la charrería y las peleas de gallos, siempre y cuando se realicen en los términos de las leyes, reglamentos y disposiciones jurídicas aplicables en la materia, señala el dictamen.