A nuestros perros nos gusta darles premios de vez en cuando. No falta que mientras estamos desayunando separemos un poco de nuestra comida para regalárselos.

Pero en algunas, desafortunadamente, les ocasiones les da diarrea.

Lo importante en ese momento es conocer la manera de detener las evacuaciones líquidas antes que provoquen un cuadro de deshidratación que ponga en peligro su salud y quizá su vida.

¿Qué es la diarrea?

Al igual que en los humanos, la diarrea en los perros se distingue por deposiciones (popó) blandas, frecuentes. Esta afección médica suele durar un par de días y se distingue por los siguientes síntomas:

Secreciones flojas
Fiebre
Hinchazón abdominal
Mucosidad en las heces o sangre

¿Qué hacer si mi perro tiene diarrea?

De acuerdo a la PETMD, si tu perro es adulto y no presenta vómito o heces oscuras o alquitranadas, puedes realizar lo siguiente para controlar su diarrea:

Asegúrate que tu mascota tenga acceso a abundante agua limpia. Si no la quiere ofrécele un poco caldo de pollo con la finalidad de evitar la deshidratación.
En la comida opta por pollo hervido sin piel ni hueso y arroz blanco, o bien, un camote o calabaza cocidas. Sin embargo, esta dieta no se la puedes dar hasta que veas que sus heces tengan un poco más de consistencia.
Si la diarrea se mantiene por más de 24 horas y los síntomas que le acompañan empeoran, entonces acude de inmediato al veterinario.

Si tu perro además de diarrea ha vomitado una o dos veces:

Retira todos los alimentos por 8 a 12 horas.
Trata, en lo posible, hacer que tu amigo peludo consuma agua durante todo el día.
Si después de un tiempo no vomita, dale una porción de pollo cocido y espera tres horas, después dale de comer arroz. Tendrán que mantener esta dieta blanda por uno o tres días.

Causas de la diarrea en perros

Si tu animalito está sano y de repente presenta evacuaciones líquidas, las razones más frecuentes son: la ingesta de un alimento que no está presente en su dieta, estrés o infección viral, bacteriana o parasitaria.

Cuando se habla de diarrea crónica, las causas pueden ser totalmente diferentes: alergia, intolerancia dietética y algunos tipos de parásitos; ejemplo, anquilostomas y lombrices.

Si tu mascota es muy joven o vieja y a la diarrea se suma letargo y depresión. ¡Necesita de ayuda médica inmediata!