Las bacterias en su hocico pueden ingresar al corriente sanguíneo y diseminarse provocando enfermedades graves

¿Cada cuánto revisas los dientes de tu mascota? Los perros también pueden padecer de gingivitis, placa y sarro, además se ha demostrado que si la enfermedad periodontal no se trata a tiempo puede desencadenar otros programas graves.

Las bacterias en el hocico de tu mascota pueden ingresar al corriente sanguíneo y diseminarse al corazón, pulmones, riñones u otros órganos, provocando enfermedades más graves.

El cuidado dental de las mascotas está entre los temas menos considerados dentro de la salud de los caninos, pues los dueños piensan en vacunas, visitas regulares al veterinario, comida nutritiva y ejercicio como prioridades.

Una encuesta de Pedigree arrojó que de dos mil 500 dueños sólo 5 de cada 10 mexicanos cuida y atiende las necesidades dentales de su mascota.

¿CÓMO SABER SI TU PERRO TIENE GINGIVITIS?

Cada que un perro come, las partículas de comida se adhieren a sus dientes generando bacterias, al no ser eliminados, éstos se mezclan con la saliva formando placa que poco a poco se calcifica hasta convertirse en sarro.

Ello genera irritación en las encías, es decir gingivitis, indicó la médica veterinaria Aimare Ruíz, especialista de Pedigree.

SÍNTOMAS:

Mal aliento.

Enrojecimiento e hinchazón de las encías.

Sangrado de las encías.

Pérdida de piezas dentales.

MEDIDAS PARA PREVENIRLO:

Cepilla sus dientes a diario, asegurarte de usar pasta de dientes para perros.

Acude al veterinario para que realice limpiezas dentales regulares.

Dale premios diseñados para el cuidado bucal.

Evitar darle sobras, la comida humana proporciona calorías adicionales y aumenta el almacenamiento de placa y sarro en sus dientes.

Si notas signos de gingivitis o enfermedad periodontal en su hocico, programa una cita con el veterinario de inmediato.