La tortuga más risueña del mundo es la tortuga de techo birmana (Batagur trivittata). Una especie acuática endémica de Myanmar

Los humanos tenemos la responsabilidad de cuidar a los animales, a la naturaleza, al mundo. Sin embargo, no siempre se cumple este lineamiento que debería ser fundamental. Tal es el caso de una especie que estuvo en peligro de extinción y que gracias a personas conscientes pudo sobrevivir con más de mil ejemplares. Aquí te contamos cómo fue que la tortuga más risueña del mundo estuvo en peligro.

La tortuga más risueña del mundo es conocida como la tortuga de techo birmana (Batagur trivittata). Una especie acuática endémica de Myanmar. Ésta se encuentra entre las 25 especies de tortuga con mayor índice de peligro de extinción, de acuerdo con UICN.

Es uno de los reptiles más sonrientes del planeta. Su imagen así lo parece. Fue en 2002 cuando la especie se creía extinta. Sin embargo, en 2002 fue vista de nuevo. Gracias a los esfuerzos de conservación se ha permitido aumentar los ejemplares (a mil).

Entre las características de esta especie -tortuga techada birmana- se encuentra que las hembras son mucho más grandes que los machos, mientras que los machos tienen colores brillantes durante su época de reproducción.

Gracias al trabajo de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS) y la Turtle Survival Alliance se pudo conservar a esta especie. Su gran labor fue publicada en la revista Zootaxa.

“Estuvimos tan cerca de perderlos. Si no hubiéramos intervenido cuando lo hicimos, esta tortuga simplemente se habría ido”, explicó Steven G. Platt, herpetólogo de la Wildlife Conservation Society a la revista citada.

La tortuga de techo birmana es la segunda especie de tortuga más amenazada del mundo. Fue a principios del siglo XX cuando cientos de ejemplares abundaban por la desembocadura del río Irrawaddy al sur de Yangon, Myanmar. Sin embargo, fue a mediados de este siglo cuando la pesca y las técnicas de captura indiscriminada estaban matando a estas especies. Además de que había una notable sobreexplotación de huevos.