Los animales suelen estar conectados a sus humanos de diversas formas, por lo que los estados de ánimo de ambos suelen interrelacionarse

Todos los perros tienen sentimientos y distintos estados de ánimo; sin embargo, muchas personas se han preguntado si sus emociones pueden afectarse entre sí.

Un estudio de la Universidad Estatal de Michigan asegura que las personalidades de los canes cambian conforme pasan los años, por lo que no suelen ser los mismos cuando son cachorros que durante los últimos días de su vida.

“Cuando los humanos pasan por grandes cambios en la vida, sus rasgos de personalidad pueden cambiar. Sin embargo, descubrimos también que esto ocurre con los perros, y en un grado sorprendentemente grande”.William Chopik.

De acuerdo con William Chopik, participante en esta investigación, los animales pueden enfrentarse a situaciones o problemas que los pueden hacer cambiar para siempre.

El profesor de psicología asegura que se tenía previsto encontrar que los animales tienen un carácter estable, pero el resultado fue justo lo contrario.

¿Cómo puede afectar mi estado de ánimo mi perro?

En el estudio se hizo la comparación de mil 681 perros de 50 razas diferentes con edades dentro de cero a 15 años para poder entender bien cuál es el funcionamiento de su mente en distintas condiciones.

Para este análisis se pidió a los dueños que llenaran un cuestionario cada cierto tiempo. Las preguntas de esta herramienta permitieron determinar los cambios de los peludos como el de las personas.

Como resultado se encontró que las personas más extrovertidas tenían perros más juguetones, sociables y activos, mientras que los eran más reservados tenían mascotas más tranquilas, pasivas y temerosas.

Estos sentimientos, comentó el experto, pueden ser índice de que un animal pueda responder mejor a las órdenes, sufrir ciertas enfermedades y comportarse de cierta forma ante las personas.

Los dueños más agresivos solían tener canes que solían morder más; los deprimidos vivían con perros enfermizos.