Rescatistas Independientes encontraron más animales abandonados en los últimos dos meses de pandemia en Puebla; a pesar de perder sus empleos, o el temor a enfermarse por el virus Sars-CoV2, no hizo falta más que empatía para ayudar a los animales necesitados.

Argelia Ortiz comentó que a pesar de perder el empleo que le ayudaba a sostener a los perros en condición de calle que rescata, no dejó de buscar la forma de ofrecerles un nuevo hogar. A la vez, lamentó que los poblanos olvidaran que sus mascotas sienten el dolor de la misma forma que ellos.

En entrevista con El Sol de Puebla declaró que a lo largo de junio y julio recorrió las calles de Puebla con la intención de socorrer a las otras de las víctimas del Covid-19: las mascotas que fueron abandonadas por sus dueños en la intemperie.

Durante los últimos dos meses, Argelia Ortiz subastó sus cosas para cubrir los gastos de los seis perros abandonados que acoge en su casa mientras consigue un nuevo hogar para ellos.

La rescatista animal acusó que las personas abandonan a sus mascotas frente a la casa que ella habita, es así que el mes pasado auxilió a una perra con once cachorros, mismos que gracias a donativos pudo darles los cuidados necesarios hasta que fueron adoptados.

A través de Rescatistas Independientes Puebla / @Patodalaraza, pretende hacer conciencia para que cada vez más gente adopte y acepte a sus mascotas como parte de la familia.

Mientras la casa de Argelia recibía más perros rescatados, las calles se llenaban por los que fueron dejados a su suerte; además, debido a la contingencia sanitaria fue imposible realizar ferias de adopción como acostumbra.

Debido a los problemas económicos que enfrentó durante la pandemia de Covid-19, confió en que el cambio del semáforo epidemiológico a color naranja será una oportunidad para retomar la carrera para que los huérfanos encuentren el hogar que se merecen.