'Ash' nació en enero, pero permaneció en la bolsa de su mamá durante seis meses

Australia.- El parque Australian Reptile Park recibió a su primera cría de koala tras una larga batalla para controlar los incendios forestales en Australia. Según cifras de WFF-Australia, tuvo como consecuencia cerca de 1.5 millones animales muertos y afectó las reservas naturales de miles de especies, por lo que el gobierno de Nueva Gales del Sur lanzó acciones, como un plan de verduras para alimentarlos.

Los cuidadores del parque Australian Reptile Park bautizaron al koala como Ash, “Ceniza” en español, en honor a los koalas que murieron durante la temporada de incendios conocida como Black Summer, según el medio británico LADbible.

El cuidador Dan Rumsey le compartió al medio que "Ash representa el comienzo de lo que esperamos sea otra temporada exitosa de reproducción". El koala nació en enero es un joey, como se les conoce a las crías que permanecen en la bolsa de su madre durante 6 meses.

"¡Fue un momento increíble cuando vimos a Ash sacar la cabeza de la bolsa de su madre por primera vez!". Los koalas hembras generalmente solo tienen un joey al año, sin embargo, muchas veces pueden pasar dos o tres años sin tener una. La increíble tasa de destrucción y el estrés inducido por los incendios forestales detendrían comprensiblemente la reproducción de muchos koalas. Por ese motivo Ash representa una esperanza para el futuro de la vida natural en Australia.

Alrededor del 85 por ciento de la población de koalas en el norte de Nueva Gales del Sur fue aniquilada, y los investigadores continúan con trabajos de investigación en otras áreas para analizar cuál fue el daño entre noviembre y febrero por los incendios forestales. Camino para aumentar la población de koalas en Australia La ministra de Medio Ambiente, Sussan Ley, dijo que los koalas podrían estar en peligro de extinción como resultado de la crisis de incendios forestales.

A principios de este año, según recoge LADbible, el parlamento federal anunció un paquete de financiación de 50 millones de dólares para ayudar a que las poblaciones de animales a recuperarse.