“Esperamos que esto cree jurisprudencia e influya en las decisiones de los jueces en otros países de África”, señaló Ana Chalmers, una activista LGBT en el país

                    

Botsuana.- La Corte Suprema de Botsuana determinó que las leyes que criminalizaban las relaciones entre personas del mismo sexo son inconstitucionales; con este falló se convierte en el cuarto país de África, al lado de Sudáfrica, Angola y Mozambique, en dejar de considerar ilegal la homosexualidad.

La resolución resultó del estudió de una solicitud de impugnación a los artículos 164a, 164c y 167 del Código Penal de Botsuana, los cuales criminalizaban los “delitos contra natura” y las “prácticas indecentes”.

El fallo a favor se dio 20 días después de que Kenia decidiera mantener las leyes que criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo, por lo que la decisión de Botsuana es importante en un continente en el que en al menos en 4 países se castigan con pena de muerte las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo.

“Esperamos que esto cree jurisprudencia e influya en las decisiones de los jueces en otros países de África”, señaló Ana Chalmers, una activista LGBT en el país.

Por su parte, Gunilla Carlsson, directora de ONUSIDA, el fallo debe animar a otros países a revocar leyes injustas que criminalizan relaciones homosexuales y bloquean el acceso de las personas a servicios básicos.