Autoridades del estado de Morelos investigan en asesinato de Javier Eduardo Pérez Hidalgo, activista LGBT, cuyo cuerpo, que presentaba huellas de tortura y estaba calcinado, fue hallado envuelto en una bandera arcoíris.

Los restos de Javier Eduardo fueron encontrados en la colonia Acapatzingo, el pasado miércoles 19 de agosto.

El activista fue reportado como desaparecido después de que no regresara a su domicilio en la Ciudad de México, del que salió el mismo miércoles en el que su cuerpo fue hallado.

Informes de las autoridades morelenses mencionan que el cadáver presentaba huellas de tortura, estaba envuelto en una bandera arcoíris, símbolo de representación de la comunidad LGBT y al lado un mensaje de odio.

Fue hasta la noche de ayer, 25 de agosto, que la Fiscalía del estado de Morelos confirmó la identidad del joven.

Familiares y amigos del activista mencionaron que Javier Eduardo salió de su departamento el día 19 de agosto a las 08:00 horas, a bordo de su automóvil Aveo color vino con placas RAN-172-A del estado de Morelos.

Horas después, vecinos de la calle Benito Juárez, de la colonia Acapatzingo reportaron la presencia de un cuerpo calcinado en un terreno baldío.

Para realizar las primeras indagatorias, al sitio llegaron elementos de la Policía Morelos, agentes de Investigación Criminal y peritos.

Hasta el momento se ignora la identidad o identidades de los asesinos, así como el móvil.