Tras el rechazo de los matrimonios igualitarios en el Congreso de Baja California, miembros de una organización pro LGBT enviaron una serie de cartas a la secretaria de Gobernación y la titular de la CNDH, Olga Sánchez Cordero y Rosario Piedra Ibarra, respectivamente.

El representante de la organización "Agenda LGBT", Alejandro Sandoval, explicó que las misivas tenían el objetivo de hacerles ver a fuerzas federales que en Baja California se estaban violentando los derechos humanos y constitucionales al negarles el matrimonio a personas del mismo sexo.

En primera instancia, recordó, enviaron una carta a cada uno de los 25 diputados del Congreso Estatal, para pedirles que tomaran en cuenta sus derechos a la hora de ejercer su voto, y al ver un resultado negativo, se vieron en la necesidad de enviar nuevos mensajes, ahora a nivel federal.

A su vez, exigieron congruencia a los dirigentes nacionales del PRI, PT y Morena respecto a la votación a favor del matrimonio igualitario, ya que esos institutos políticos han declarado su apoyo a la iniciativa, pero sus diputados actúan en contra.

Como ejemplo, indicó que el presidente nacional del PRI, incluso "vistió" los colores de la comunidad LGBT, apoyando la propuesta ampliamente, pero su diputado local, David Ruvalcaba, decidió abstenerse.

En contraste, celebró que diputados como Elí Topete, pese a reconocer que dicha iniciativa estaba en contra de sus principios, su labor de legislar por todos lo orilló a votar a favor.