Seis aliados diferentes para poder calmar la ansiedad de forma natural

 

Reduce el riesgo de padecer episodios de estrés a partir de esta serie de cambios en el estilo de vida. Son muy fáciles y contribuyen al bienestar general del cuerpo

 
 
El Confidencial
 
 
Se trata de uno de los males más comunes de nuestra época. La ansiedad es un trastorno que todos hemos sufrido en algún momento de nuestra vida, como lo demuestran diversos estudios sobre el tema. Por ello, no debes sentirte un bicho raro y creer que eres el único. ¿Cómo enfrentar esta patología tan propia del siglo XXI? No hay un remedio inmediato, por lo que deberás apostar por cambios en tu estilo de vida y buscar el apoyo del entorno para ponerle freno de manera progresiva.
 
Si sufres episodios de ansiedad o estrés de manera frecuente, deberás implementar una serie de rutinas que te ayuden a sentirte mejor y poner atajo a los pensamientos negativos que asolan tu mente y se repiten sin cesar. El consejo mayoritario por parte de los médicos y psicólogos es hacer deporte al aire libre, ya sea caminar, correr o andar en bici.
 
Cuando practicas técnicas de relajación, aprendes a calmar la ansiedad o a no dejar que interfiera en tu vida
En casos más graves, en los que la ansiedad se vuelve crónica y afecta de manera palpable a tu vida cotidiana, lo mejor que puedes hacer es ponerte en manos de un profesional, porque además de esta serie de cambios de costumbres es probable que también necesites algún tipo de terapia o medicación de cara a combatir este trastorno. Pero para aquellas personas en las que todavía los episodios no son muy acusados y quieren apostar por remedios naturales, ‘Business Insider’ ha hecho una recopilación con los mejores consejos para reducir la frecuencia de este trastorno tan en boga hoy en día.
 
Ejercicio regular
Como decíamos, es lo primero que se prescribe a la hora de notar síntomas relacionados con el estrés o la ansiedad. Sobre todo por el impacto tan positivo que tiene en tu estado de ánimo, ya que el cuerpo libera endorfinas, las llamadas “hormonas de la felicidad”. Algunos expertos como Dawn Jonas, médico del Southwest College of Naturopathic Medicine, aseveran que caminar durante una hora cuatro días a la semana es igual de efectivo que tomar medicación.
 
Un estudio de 2017 concluyó que “el ejercicio tiene un importante efecto a la hora de reducir la ansiedad”, mientras que otro de ese mismo año también recomienda los entrenamientos de fuerza para reducir los niveles de estrés. Ya sea aeróbico o anaeróbico, lo importante es soltar la energía que tu cuerpo tiene almacenada y quemar calorías para sentirte mejor a nivel mental y físico.
 
Adapta una rutina de sueño
En muchos casos, la ansiedad trae consigo los problemas del sueño, y a su vez el hecho de no dormir bien también multiplica las probabilidades de sufrir un nuevo episodio de asniedad. Por ello, es muy importante que intentes seguir una rutina del sueño, es decir, establecer una hora fija de irte a dormir tanto como levantarte. Esto en épocas de cuarentena puede ser harto difícil, ya que los horarios se vuelven más variables. Pero una vez que el cuerpo se acostumbre, en cuestión de días podrás caer rendido. Un detalle muy importante que debes tener en cuenta es que no puedes dormir demasiada siesta o ninguna, ya que en caso contrario estarás contribuyendo a alterar ese ciclo del sueño.
 
Haz ejercicios de relajación
La meditación es muy importante de cara a reducir los efectos del estrés y la frecuencia de los episodios. “Cuando practicas técnicas de relajación, aprendes a calmar las sensaciones de ansiedad o a no dejar que interfieran en tu vida”, asegura Alisa Kamis-Brinda, psicoterapeuta de Philadelphia, a ‘Business Insider’. Un estudio de 2019 descubrió que la meditación guiada era mucho más efectiva que la terapia cognitiva conductual a la hora de reducir los síntomas del estrés.
 
Practica la “biorretroalimentación”
La biorretroalimentación es el proceso por el cual puedes hacer un seguimiento de las reacciones físicas que tiene tu cuerpo a la ansiedad para saber regularlas. Por ejemplo, si el primer síntoma que sufres es que el corazón comienza a bombear más rápido de lo normal, podrás ponerle atajo tomando respiraciones profundas y, mientras, monitorear tus niveles cardíacos para comprobar que el ejercicio es efectivo y así incorporarlo a esa serie de técnicas que funcionan de cara a reducir la ansiedad.
 
Come sano y evita el alcohol o el tabaco
Una reciente investigación descubrió que una dieta alta en grasas, azúcares y carbohidratos puede aumentar el riesgo de padecer ansiedad en un 25%. Por otro lado, si apuestas por las verduras, la fibra o las legumbres, no solo conseguirás que tu peso baje, sino también el estrés. Somos lo que comemos, y de cara a reducir este tipo de trastornos mentales una correcta alimentación es un factor imprescindible.
 
Y al tiempo que apostamos por una nutrición sana, también hay que saber decir no a sustancias tóxicas que puedan interferir en la salud de nuestro organismo. Sin ir más lejos, el tabaco, el cual además de deparar un grave daño a los pulmones produce que los vasos sanguíneos se dilaten, favoreciendo que los episodios de ansiedad se produzcan de forma más continuada. De igual modo, el alcohol también es una sustancia muy peligrosa que contribuye a sufrir más estrés. Aunque pueda resultar relajante en un inicio o a corto plazo, a largo plazo es muy destructivo para la salud mental y física.
 
Toma magnesio
Se trata de una sustancia mineral imprescindible de cara a reducir los episodios de ansiedad. Así lo demuestra la ciencia: un estudio de 2017 reveló que aquellos que tenían elevados niveles de magnesio en sangre reportaban menores índices de ansiedad o estrés. Es por ello que esta vitamina acaba funcionando casi como un ansiolítico natural. La podemos encontrar en alimentos ricos en clorofila, como las hortalizas o los frutos secos (nueces o almendras), en las legumbres y cereales (arroz integral) así como en el maíz blanco, los anacardos, pistachos y cacahuetes.
Commentarios: 0 Hits: 139

500 caracteres restantes

Cancel or