Cuidados de la flor de nochebuena

 
Aquí te dejamos las siguientes recomendaciones de cómo cuidar una flor de nochebuena para seguir disfrutando de su belleza 
 
 
CMujer
 
 
Al llegar diciembre es común que entre la decoración navideña se tenga la flor de nochebuena, sin embargo, mantenerla sana y conservarla por más tiempo, es una tarea difícil -sobre todo después de diciembre- aunque tampoco es imposible.
 
Para lograr mantener viva la Nochebuena, necesitarás brindarle tiempo y cuidados. Aquí te dejamos las siguientes recomendaciones de cómo cuidar una flor de nochebuena para seguir disfrutando de su belleza al pasar las fiestas decembrinas.
 
Al comprarla…
 
– Debes fijarte que tenga flores amarillas y no solamente hojas. También que no tenga muchas florecitas abiertas, porque esto ayudará a que dure más tiempo.
 
– Si la compraste en un invernadero o puesto donde la tenían afuera, al llegar a casa no la coloques dentro y viceversa, los cambios de temperatura no le gustan.
 
– Se recomienda regarla después de haberla colocado ya en el sitio destinado en casa.
 
Mantén la temperatura
 
Aunque muchos creen que es una planta acostumbrada al clima frío, la realidad es otra. La nochebuena puede permanecer en un clima cálido, sólo debes evitar que éste no sea demasiado caliente.
 
Debes mantenerla en un ambiente fresco y en un lugar ventilado, pero lejos de corrientes de aire.
 
Necesita luz
 
La luz natural ayuda a su mantenimiento por lo que debes poner la planta en un lugar soleado, pero no la expongas bajo la luz directa del sol. La oscuridad hace que se le caigan las hojas.
 
Aléjala del calor
 
Mantén tu planta alejada de radiadores, estufas o cualquier fuente de calor, ya que puede dañarla. Además de que provocaría que se le caigan las hojas casi al instante.
 
Puedes mantener el ambiente fresco de esta manera: coloca un plato debajo de la maceta, agrega un poco de agua y unas cuantas piedras (el nivel del agua no debe sobre pasar las piedras). Esto logrará proporcionarle humedad.
 
No olvides que las raíces no deben tener contacto directo con el agua.
 
Al regarla
 
Lo más recomendable es hacerlo por las mañanas, con agua limpia y a temperatura ambiente. Puedes hacerlo con manguera, pero evita mojar los pétalos.
 
El riego lo puedes realizar dos veces por semana, siempre y cuando la tierra haya absorbido por completo el agua del último riego. Evita inundar la maceta.
 
Recuerda que sólo debes mantener el sustrato húmedo, no mojado. Y si la tienes en el  interior de la casa, el riego debe ser menor que cuando está en el exterior.
 
No olvides que la flor de Nochebuena necesita de una «tierra especial», el sustrato. Éste es una mezcla de sustrato universal, una parte de turba o de humus y una parte de arena.
 
También puede emplearse el sustrato que contiene corteza de pino (aunque puede sustituirse por tierra vegetal) y los sustratos artificiales solos o con turba que también dan buenos resultados.
 
Si deseas que tu flor de Nochebuena no termine marchita antes de diciembre o después de este mes, aplica estos consejos; seguro te servirán.
Commentarios: 0 Hits: 540

500 caracteres restantes

Cancel or