Cosas que los hombres hacen en la cama y no son atractivas

 
 
Se ha demostrado que las mujeres somos menos visuales que los hombres en la cuestión sexual, pero sin embargo estos estímulos dependen de qué tipo de imágenes nos exciten más
 
 
CMujer
 
 
Cuando estamos en una relación, el sexo es una de las cosas más importantes en esta. Como en todas las parejas, debemos estar pendientes no solo de nuestra satisfacción, sino también de la de él, lo que hará que tengamos una vida sexual más sana.
 
Sin embargo, en ocasiones los hombres se dejan llevar por su impulso más primitivo y realizan algunas acciones que ellos consideran buenas, pero que en realidad, pueden convertirse en el peor mata pasiones.
 
Enviar fotos de sus partes íntimas -en cualquier momento-
Esta podría ser una regla general, ya que nadie se sentirá lo suficientemente cómodo con abrir su teléfono en un lugar público y encontrarse con un primer plano del miembro de su pareja.
 
Se ha demostrado que las mujeres somos menos visuales que los hombres en la cuestión sexual, pero sin embargo estos estímulos dependen de qué tipo de imágenes nos exciten más.
 
Según estudios, a las mujeres no gustan imágenes menos explícitas, de hecho estos señalan que una fotografía que nos parezca erótica, no precisamente tiene que tener a un hombre desnudo, ya que para nosotras es más sensual ver una imagen que estimule nuestra imaginación.
 
Durar mucho durante el encuentro
Un estudio realizado por la Universidad Estatal de Pensilvania, determinó que desde el momento de la penetración hasta la eyaculación -sin contar el juego previo-, la relación sexual ideal debe durar entre 7 y 13 minutos.
 
Aunque, el error que cometen muchos -gracias a la pornografía- es pensar que la calidad y la cantidad están de la mano y, por consiguiente, se esfuerzan en durar demasiado tiempo.
 
He aquí cuando el grado de excitación desciende para convertirse en un «mete-saca». Además, como ya no hay estímulo, la capacidad de lubricación reduce y el encuentro puede dejar de ser placentero.
 
No hacer ningún ruido
Se ha comprobado que al momento de un encuentro sexual, las mujeres gemimos no solo para demostrar placer, sino también para estimular a nuestras parejas. Lo que pocos saben, es que el hecho de que los hombres hagan ruidos de excitación durante el sexo también es un estimulante para nosotras.
 
Lamentablemente, existe la creencia machista de que los gemidos son únicamente parte de la excitación femenina -de nuevo, gracias a la pornografía-, por lo que a los hombres les cuesta soltarse.
 
Estimular únicamente el clítoris
Muchos hombres tienen la creencia que nuestro clítoris es el botón secreto para desencadenar nuestra excitación, por lo que desde el jugueteo previo, se olvidan de las demás zonas erógenas, para concentrarse únicamente en esta parte de nuestro cuerpo.
 
Y no, no debe ser así, ya que hay zonas de nuestro cuerpo que al ser estimuladas aumente nuestra excitación, para que al momento de llegar al clítoris la experiencia sea inolvidable.
 
Ser demasiado amable
El peor mata pasiones: un hombre sin gustos, preferencias, que automáticamente ceda, que interrumpa con un «¿te gusta?», entre otras cosas.
 
Una parte del atractivo sexual masculino, es precisamente que proponga también lo que le gusta o le excita en la cama, sin embargo, la creencia de que lo que más nos gusta en los hombres es que sean el romanticismo, hace que tampoco nosotras podamos explotar nuestro lado salvaje en la cama.
Commentarios: 0 Hits: 1422

500 caracteres restantes

Cancel or