Cómo y por qué debes llevar un control de gastos

 
Con el control de gastos podrás identificar algún problema financiero, pero sobre todo, podrás corregirlo a tiempo haciendo los ajustes y reducciones donde se requieren.
 
 
CMujer
 
 
Si deseamos conocer cuál es nuestra situación financiera es importante llevar un control de gastos.
 
Del mismo modo, si queremos crear un presupuesto que realmente cubra todas nuestras necesidades y, que incluso nos rinda hasta para ahorrar, es muy importante la realización de tal registro.
 
Para poder hacer un control de gastos eficiente primero debemos conocer nuestros gastos. A continuación te mostraremos en cómo se dividen los gastos, y cómo partir de ahí, para llevar un buen control de tu dinero.
 
Gastos fijos
Son los gastos que nos ayudan a subsistir; con regularidad son gastos necesarios o que nos mantienen en un ambiente confortable. Algunos de ellos son la luz, gas, agua, internet, renta telefónica, etcétera.
 
Estos gastos con regularidad no se modifican a menos de que hagamos un ajuste económico.
 
Requieren de un presupuesto amplio y estable por lo que es importante que antes de disponer del dinero que se tiene, se paguen estos servicios para evitar deudas o atrasos que provoquen la suspensión del servicio.
 
Gastos variables
Estos gastos son también necesarios; se requiere su pago mes a mes para evitar la suspensión el servicio.
 
En cuanto al pago por ellos podemos modificarlo si cambiamos algunos hábitos; es decir, si somos más responsables con su uso.
 
La luz, el agua y el gas, son algunos de los ejemplos de gastos variables en los que podemos ahorrar unos cuantos pesos si aprendemos a hacer un uso adecuado de ellos.
 
Gastos no contemplados
Como su nombre lo dice son gastos que no contemplamos y que muchas veces ni siquiera nos damos cuenta de cuanto afectan nuestro bolsillo.
 
Son también conocidos como los gastos hormiga, ya que suelen ser montos pequeños, que a diario surgen y al mes pueden llegar a acumular cantidades significativas de dinero.
 
Estos gastos suele ser difícil identificar, sin embargo, cuando empiezas a llevar un control de gastos es mucho más fácil darte cuenta de ellos y sobre todo de la suma de dinero que te generan y que bien puedes utilizar para pagar tus cuentas o ahorrar.
 
Para llevar un buen  control de gastos
– Categoriza tus gastos; de ese modo podrás identificar los necesarios y aquellos que no lo son. Esto te ayudará a priorizar, evitar fugas de dinero y hacer un ajuste económico que te beneficie.
 
– Registra a diario o semanalmente tus gastos; evita hacerlo mensual pues podrías olvidar algún gasto no  contemplado, además si lo haces hasta final de mes el registro será más tardado.
 
– Guarda todos tus recibos, y ten en alguna carpeta los estados de cuenta; esto ayudará a  comparar mes a mes los gastos que realizas y saber si has mejorado.
 
– Utiliza una app o Excell; no está de más tener la ayuda de una aplicación. Además ésta la puedes llevar en el celular y al realizar un gasto solo deberás anotarlo.
 
– Al dividir tus gastos verifica que el total no exceda tus ingresos; ya que de lo contrario tu presupuesto no podrá ser eficiente.
 
Con el control de gastos podrás identificar algún problema financiero, pero sobre todo, podrás corregirlo a tiempo haciendo los ajustes y reducciones donde se requieren. Y al hacer tus planes financieros a futuro tendrás un mejor rendimiento.
Commentarios: 0 Hits: 890

500 caracteres restantes

Cancel or