5 tips para dormir rápida y profundamente

 
 
 
Hoy te diremos cómo dormir rápida y profundamente de manera natural.
 
 
 
Cosmopolitan
 
 
 
El sueño es un buen indicador de nuestro ritmo de vida. Cuando el sueño no es reparador o nos cuesta trabajo conciliarlo, es porque algo en nuestro estilo de vida requiere ajustes. Hoy te diremos cómo dormir rápida y profundamente de manera natural.
 
 
Establece rutinas de bienestar para tener un sueño reparador
Los períodos de estrés son perjudiciales para nuestro sueño, lo sabemos bien. ¿Pero cómo dormir profundamente? Se deben establecer algunos hábitos para aliviar el estrés.
 
Tener rutinas diarias (belleza, relajación, meditación) y rutinas semanales (deportes, piscina, masajes) puede permitirte encontrar espacios para respirar. Cuando tu ritmo se acelere y tu nivel de estrés aumente, pregúntate acerca de la existencia de estos espacios dedicados a tu bienestar único.
 
Organizar espacios para uno mismo y solo para uno mismo, hace posible descomprimir y liberar tensiones físicas y mentales innecesarias. Cuando el cuerpo y la mente están relajados, el sueño de instala con mayor eficacia.
 
Adopta una buena dieta para dormir bien
Comer bien es a veces la clave para un sueño reparador. Durante el día elige alimentos ricos en magnesio. A la hora de la cena, ¡aligera tu plato! Esto tendrá efectos positivos en tu sueño.
 
No se trata de restringirse, sino de reequilibrar tu cena, tanto desde el punto de vista de la ingesta de energía como del horario. Por ejemplo, planea cenar al menos tres horas antes de acostarte. Al darte a tu cuerpo suficiente tiempo para digerir, quedarte dormido es mucho más rápido.
 
Además, reequilibra tu plato enfocándote en arroz, vegetales verdes y pescado. Evita beber alcohol y azúcar por la noche. Al adoptar estos dos cambios, notarás gran mejora.
 
 
Actívate
Elimina las tensiones del día practicando actividad física. El entrenamiento cardiovascular es una excelente solución para luchar contra el estrés y aligerar la mente. Por supuesto, hay muchas otras razones por las que deberías ejercitarte y dormir bien es solo una de la larga lista.
 
El deporte activa la producción de serotonina. Este poderoso neurotransmisor es esencial para el bienestar mental. Un buen sueño obviamente cuenta como parte de nuestro bienestar general. Así que no dudes en ponerte tus tenis por mínimo media hora diaria.
 
 
Apaga cualquier aparato electrónico
Aunque no adoptes el ritmo de vida de un monje budista, es aconsejable ralentizar tu consumo de pantallas un par de horas antes de dormir. En especial si te cuesta trabajo conciliar el suelo. Haz la prueba.
 
Sin hacer un cambio demasiado radical, disminuye la intensidad de la luz de tu pantalla de tres a cuatro horas antes de acostarte. Después, gradualmente, elimina tu exposición a ellas. Notarás un efecto positivo.
 
 
Medita para dormir mejor
La ventaja de este truco es que requiere como máximo un cojín en el que te puedas sentar. Puedes meditar en tu cama, en una silla o simplemente con las piernas sentadas en el suelo. Lo importante es encontrar una posición que respete un equilibrio estricto entre la relajación y la plena consciencia.
 
Tu diafragma y pelvis deben estar relajados y tu espalda recta. Desarrolla una serie de respiraciones profundas y deja que tus pensamientos se crucen. Configura una alarma suave para realizar una sesión de 5 minutos. Poco a poco, aumenta esta alarma a 30 minutos. Estos momentos de meditación promueven una relajación profunda que te hará dormir más rápido y mejor.
Commentarios: 0 Hits: 269

500 caracteres restantes

Cancel or